Es malo que la geopolítica se imponga en los mercados

Buena quincena para ahorradores e inversores, que recuperan una parte de lo perdido en el último mes del pasado año. Parece que enero cerrará bien para los intereses de los rentistas. Pero, lo más interesante ahora es el debate que mantienen analistas y expertos sobre las expectativas de los mercados en el 2019. La incertidumbre es tan grande que existe un empate técnico entre los que opinan que todavía hay que esperar una mayor corrección de los mercados y  los que consideran que hay que mantener las posiciones porque nos pueden dar beneficios. 

Cuando los acontecimientos geopolíticos se imponen sobre los datos económicos, las Bolsas se convierten en los mayores casinos de juego del planeta. Es mala cosa que las fichas del juego estén en manos de unos políticos que parecen querer arrastrar al abismo a todo un país con una salida de la Unión Europea sin acuerdo o provocando una guerra comercial de más que dudosos efectos positivos para los propios intereses. Cualquier decisión a favor del sentido común en el Brexit o la guerra comercial entre China y Estados Unidos animaría bien los mercados y daría importantes satisfacciones a los ahorradores, ahora que la subida de tipos parece alejarse. Pero, aunque no se vea salida a aquellos graves problemas, sus protagonistas parecen decididos a mantener sus posturas y alimentar esta incertidumbre donde lo único claro es el frenazo sufrido por todas las economías. Todo el debate se resume en una cuestión de fe: por el sentido común de ciertos políticos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.