El segundo trimestre merece un cambio de estrategia

Las dos grandes esperanzas de ahorradores e inversores para recuperar las pérdidas del último trimestre del pasado año se encuentran en un callejón sin salida. El Brexit y la guerra comercial entre China y Estados Unidos han entrado en una difícil situación. Ni los mismos parlamentarios de su Graciosa Majestad, ni los negociadores en nombre de Trump y Xi Jinping saben bien cómo salir del embrollo en el que se encuentran. Así las cosas, es comprensible que en la última semana muchos partícipes de fondos de renta variable y accionistas directos hayan seguido el camino de quienes hace ya tiempo pensaron que no compensaba tanto riesgo. El comienzo del segundo trimestre del año bien merece un cambio de estrategia. Los habrá, sin duda, que desafiando al sentido común mantengan sus posiciones. Así es el mercado.

A medida que el año avanza, y esas dos incertidumbres permanecen, el riesgo no deja de aumentar. Para los puros rentistas, que viven en buena parte de los beneficios de sus carteras, la situación se hace ya insostenible. El temor a la pérdida se impone, sin duda, sobre la posibilidad de obtener unas plusvalías. Para los auténticos especuladores se ha llegado a una situación perfecta, donde a cambio de un riesgo creciente existe la posibilidad de obtener importantes beneficios.

Entre quienes han decidido abandonar, el mayor esfuerzo debe ser ahora a buscar los fondos u otros productos financieros más adecuados en los que encontrar menor riesgo sin rechazar una pizca, al menos, de rentabilidad. No es tarea fácil desde que con el inicio de la última crisis, hace ya una década, desaparecieran los activos sin riesgo. Los gestores, que en su mayoría apostaron por un fondo conservador de origen francés para sus clientes más conservadores, saben bien de la dificultad de elección porque ahora más que nunca "rentabilidades pasadas no aseguran rentabilidades futuras". Pero, algo se puede encontrar.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.