¿Volverá el optimismo en bolsa tras los resultados?

Ya se sabe que la bolsa es irracional y que actúa por impulsos impredecibles. Pero lo cierto es que la[…]

Ya se sabe que la bolsa es irracional y que actúa por impulsos impredecibles. Pero lo cierto es que la situación actual (la prima de riesgo no deja de subir ni aunque el Tesoro español consiga colocar sus activos de deuda con una demanda desbordada, como ha ocurrido hoy con las obligaciones a diez años), está desbordando a expertos en renta variable e inversores. Muchas casas de análisis afirman con rotundidad que el Ibex está infravalorado, que cotizando a un PER de 9 veces y con una rentabilidad por dividendo superior al 6% es una clara apuesta de inversión. Aluden también al castigo injustificado que están recibiendo numerosos títulos, que llevan ya meses cotizando a la baja el aumento de la prima de riesgo soberano. Y tienen las esperanzas puestas en una de las próximas citas que, estacionalmente, suele generar bastante repercusión (positiva o negativa) en el parqué: los resultados empresariales.

En general, varios expertos prevén con cierta esperanza que la temporada de resultados que se iniciará la próxima semana en España (Banesto abrirá el turno con sus cuentas correspondientes al segundo trimestre del año el día 14), servirá para levantar el optimismo de los inversores. Con carácter global, se esperan cifras favorables. Salvo en el sector bancario, el mercado confía en acoger crecimientos de beneficios, en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior. El consenso de analistas consultados por Bloomberg calcula, en concreto, que veremos un alza del 10% en los beneficios de las empresas del Ibex-35.  

Los "blue chips" no defraudarán: Telefónica seguirá en su línea, mostrando crecimientos estables; Repsol remontará gracias a la mejora de la producción y el recorte de costes e Iberdrola mostrará su sesgo defensivo al presentar estabilidad en sus ingresos (gran parte de la producción de 2010 la tiene asegurada). La gran incógnita está en saber qué harán los grandes bancos, afectados de lleno por la caída de márgenes y el retroceso del crédito. El mercado descuenta que el sector cotizado en España ganará un 20% menos este trimestre. Es probable que BBVA se acerque a esta cifra. Pero, según los expertos, Santander va por libre. Probablemente, la entidad que preside Emilio Botín vuelva a hacer malabares con sus números para ofrecer unas cuentas más que presentables.

En portada
Publicidad
Noticias de