Sí pero no

Wall Street se mostraba hoy indeciso, animado después de que se hayan reiniciado las conversaciones en materia de comercio entre EE.UU. y China, pero aun temeroso de la ralentización de la economía a nivel mundial.

Los tres indicadores de referencia del parqué neoyorquino cerraron con ganancias, aunque relativamente moderadas, con un avance del 0,36 por ciento para tanto el Dow Jones de Industriales como el S&P 500, y del 0,34 por ciento para el Nasdaq.

El sector financiero fue uno de los más beneficiados de la jornada, con algunos de los principales grupos bancarios como JP Morgan Chase, Citigroup y Bank of America registrando un avance superior al 1 por ciento.

Los inversores se mostraban hoy esperanzados con una nueva ronda de negociaciones entre las autoridades estadounidenses y las chinas, con la llegada a Pekín del representante de Comercio Exterior de EEUU, Robert Lighthizer, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, al frente de una delegación de altos funcionarios.

Se trata de la primera vez que ambas delegaciones se ven en persona desde un encuentro a finales de febrero en Washington, tras el que el presidente estadounidense, Donald Trump, afirmó que se encontraban "muy cerca del acuerdo".

Trump llegó incluso a sugerir entonces que él mismo y el presidente chino, Xi Jinping, darían su bendición al entendimiento en un encuentro en su residencia privada de Florida antes de que acabase el mes de marzo.

Sin embargo, el acuerdo aún no se ha concretado, pese a que el mandatario estadounidense asegurase la semana pasada que las conversaciones con China "avanzan muy bien".

Los negociadores han mantenido este mes multitud de contactos telefónicos y a través de videoconferencia.

Según información filtrada hoy a la prensa, esta vez China ha presentado a EE.UU ofertas sin precedentes con respecto a varios de los asuntos en los que más chocan ambas naciones, especialmente en cuanto al comercio de bienes tecnológicos.

No obstante, los expertos apuntaban hoy a la necesidad de que las dos economías más importantes del mundo lleguen pronto a un acuerdo para tratar de impedir una mayor ralentización del desarrollo, que ya han empezado a registrar varios países y del que han informado varias entidades, entre ellas el Banco Central Europeo.

"Estados Unidos y China están tan afectadas la una por la otra en cuanto a economía que esto hay que cerrarlo ya", urgió al medio especializado CNBC el antiguo embajador de EE.UU en China Max Baucus.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.