Los mercados esperan nuevos catalizadores para seguir al alza

Esta semana estará marcada por la reunión mensual de la Reserva Federal. Pero los expertos dudan de que su mensaje cambie el rumbo de las bolsas

Los mercados adoptarán un compás de espera a lo largo de esta semana, en la que la cita más importante ocurrirá el miércoles con la reunión mensual de la Reserva Federal estadounidense (la Fed).

Esto va a estar paradito. Hemos tenido unas semanas de muchas referencias, de datos macro y de resultados empresariales, con los bancos centrales sin grandes sorpresas. Ahora estamos en modo de esperar y ver a la espera de nuevos catalizadores”, explica Natalia Aguirre, directora de análisis y estrategia de Renta 4.

Esta experta añade que, aunque sea la cita más importante de la semana, es dudoso que la reunión de la Reserva Federal vaya a ser ese catalizador que podría mover a los mercados.

La reunión de la Fed, el momento clave de la semana

“El jueves pasado, el BCE fue muy acomodaticio, diciendo que es prematuro hablar de retirada de estímulos a pesar de que revisó al alza las previsiones de crecimiento ante el avance de las vacunaciones. También aseveró que la inflación está controlada. Y esto mismo es lo que va a decir la Fed”, opina.

Y lo dirá a pesar de que el jueves Estados Unidos anunció que la inflación se había disparado hasta el 5 por ciento en el mes de mayo, registrando la mayor subida desde 2008.

“El movimiento de los mercados fue curioso: las rentabilidades de la deuda se fueron hacia abajo hasta mínimos de 3 meses. Este movimiento de las tires pudo ser en parte por un cierre de cortos pero es una señal de que el mercado está empezando a creerse que realmente el repute de la inflación es transitorio y que se irá moderando una vez que se supere el efecto base y de cuello de botella”, asevera esta especialista.

Publicidad

Su compañero Javier Díaz, analista de Renta 4, está de acuerdo: “Si bien es cierto que la fuerte subida de la inflación en mayo podría llevar a pensar en un cambio del ‘forward guidance’ de la Fed, empezando a hablar del inicio de la retirada de los estímulos monetarios, la debilidad mostrada por los datos de empleo (dos meses consecutivos decepcionando) apunta a que es previsible que espere a reuniones posteriores y que, por el momento, mantenga su discurso ‘dovish’”.

De este modo, en Renta 4 no creen que la Fed vaya a hacer mención alguna a una futura retirada de los estímulos hasta la reunión de julio o, más bien, hasta agosto, durante el encuentro anual de banqueros centrales en Jackson Hole.

Publicidad

Los índices, a la espera de nuevas referencias

Por eso, ante este discurso acomodaticio de la Fed, “los índices van a permanecer en torno a máximos y esperando nuevas referencias”, según Aguirre.

Por un lado, no encuentran impulsos adicionales para seguir subiendo tras las fuertes revalorizaciones vividas (del 14 por ciento a cierre del viernes, en el caso del IBEX 35; del 17 por ciento para el Euro Stoxx 50; y del 12 por ciento para el MSCI World).

El riesgo de la variante delta frena los avances

Por otro, hay riesgos en el horizonte que, por el momento, no están asustando al mercado pero que conviene vigilar.

En concreto, la evolución que pueda tener la variante delta del coronavirus (también conocida como variante india), que parece que va a ralentizar el calendario de desescalada previsto por Reino Unido.

Publicidad

En concreto, el mercado especula con que el primer ministro británico Boris Johnson comparezca en la tarde de este lunes para retrasar un mes su fecha prevista de retirada total de las restricciones, inicialmente marcada para el 21 de junio y que podría postergarse hasta el 21 de julio.

“Parte de esta noticia está en los mercados porque lo llevan runruneando desde hace tiempo pero puede frenar un poco la evolución de las bolsas a la espera de nuevos catalizadores y viendo lo que han subido hasta ahora”, apunta Aguirre.

Otras referencias de la semana

Más allá de la reunión de la Fed, otras referencias de la semana serán la publicación de los datos de IPC finales de mayo en Alemania y en la Eurozona; el IPC de mayo en Japón y Reino Unido; la producción industrial de abril en la Eurozona y mayo de china; y los datos de ventas al pormenor en mayo de Estados Unidos y China.

"Es probable que los datos de China muestren cierta desaceleración tras la fuerte recuperación que han tenido; mientras que los indicadores manufactureros de junio en Estados Unidos consolidarán sus últimos avances", comenta Díaz al respecto.

Publicidad
En portada

Noticias de