Lo que necesitan los mercados globales para recuperar la calma

La situación bursátil de 2016 no difiere demasiado de la de 2015, marcada por las políticas de los bancos centrales, según Blackrock. Sin embargo, el pesimismo se ha instalado en el ánimo de los inversores. ¿Qué hace falta para que los mercados recuperen?

ibex 24 noviembre bis 630

Los mercados no logran sacudirse el pesimismo que domina su estado de ánimo desde comienzos de año, por mucho que los analistas y gestores de fondos se esfuercen por transmitir un mensaje de tranquilidad (la mayoría se pronuncia en este sentido, aunque hay voces más apocalípticas). Sin embargo, el entorno en 2016 no difiere demasiado del de 2015, marcado por las políticas de los bancos centrales, y debería ofrecer un comportamiento similar, aunque con "algo menos de rentabilidad y algo más de volatilidad", según Wei Li, responsable de estrategias de inversión de iShares (Blackrock) para la región de Europa, Oriente Medio y África.

"Somos cautelosamente optimistas para este 2016", dice Li, quien cree que las correcciones han sido excesivas más por el sentimiento del mercado que por la verdadera situación de la economía. En ese sentido, asevera que es importante ampliar el foco y mirar el mundo con perspectiva en lugar de dejarse llevar por cada nuevo dato que sale publicado.

Pero, ¿qué haría falta para que los mercados globales se estabilizaran?

Según Li, lo primero que debería ocurrir es una estabilización de la economía china, de manera que no crezca ni demasiado despacio (ya sabemos el miedo que le tienen los inversores a esta posibilidad), ni demasiado deprisa, pues en este segundo caso el mercado podría poner en duda las estadísticas.

En segundo lugar, sería conveniente que se despejen las incertidumbres políticas que afectan a Europa, como la dificultad para formar gobierno en España, o el debate relacionado con el "Brexit" en Reino Unido. "Haría falta que los mercados perciban que se ha evitado el peor escenario", explica Li.

Asimismo, vendría bien que los datos vayan constatando la recuperación económica y el incremento de la demanda, con una estabilización del crudo, el factor que ha desestabilizado a los mercados en los últimos meses. Si bien, el crecimiento económico tampoco debería ser espectacular en Estados Unidos pues, en ese caso, los inversores interpretarían que la FED va a subir los tipos de interés de manera más agresiva de lo previsto.

Por último, es muy importante que los beneficios mejoren, según Li, pues de modo contrario los inversores cuestionarán si están funcionando las políticas expansivas de los bancos centrales.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.