Las cuentas de CCM eran un "avance supervisable", según su exdirector general

El ex director general de Caja Castilla La Mancha (CCM) Ildefonso Ortega ha defendido hoy ante la Audiencia Nacional el carácter provisional de la contabilidad remitida al Banco de España al tratarse de un "avance parcial y supervisable" dirigido al departamento de balances.

Durante la primera jornada del juicio sobre la presunta ocultación de pérdidas de la caja de ahorros, Ortega ha argumentado que dichas cuentas "no pueden ser públicas" porque "jamás, jamás, jamás" fueron ni formuladas ni aprobadas por la junta general de accionistas al no contar con datos suficientes para el balance.

Por ello tampoco se pudo remitir el consiguiente hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), tal y como exige la institución.

Con cierta vehemencia, Ortega ha respondido al letrado de la acusación de CCM y ha defendido que si se dejaron de provisionar 57 millones de euros en los estados contables fue porque el cierre del balance dependía de que el equipo "acompasara las plusvalías con las minusvalías".

"Yo no tenía ningún tipo de interés en alterar la contabilidad recogiendo los resultados en la cuenta de patrimonio porque es algo legal", ha afirmado Ortega, quien ha añadido que lo único que quería era marcharse cuanto antes de CCM porque "la tensión era insoportable".

Sobre los préstamos de alto riesgo a proyectos "inviables", Ortega ha dicho que "todo el mundo" tenía que concederlos si quería que la entidad siguiera adelante, aunque "a ningún banco le gusta tener morosos".

"Yo ponía paz y orden porque no me interesaban las discrepancias en la caja", ha respondido Ortega sobre las diferencias en los informes de control de riesgos que, según la acusación, pasaron de ser negativos a favorables.

Como hiciera Hernández Moltó en su intervención, Ortega ha aludido a la "crisis del sector" para explicar las pérdidas de CCM, aunque nunca pensó que la caja pudiera ser intervenida pese a la situación de "extrema severidad".

Pese a ello, Ortega ha sostenido que "nunca perdimos la esperanza de poder formular un balance con equilibrio" y ha mostrado su "sufrimiento" por las más de 50.000 pequeñas empresas de Castilla La Mancha que por aquel entonces confiaban en una caja que "debía garantizar el progreso regional".

Por otro lado, Ortega ha reconocido la emisión de cheques de viajes para los directores de las sucursales de CCM, aunque ha matizado que se trata de un "complemento a la retribución" que fue comunicado al Banco de España "con total transparencia y confianza".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.