Las bolsas, como Putin, buscan una estrategia de salida al conflicto

Putin queda atrapado en su propia trampa y las bolsas se encomiendan a los bancos centrales para estabilizar las cotizaciones

Cinco días después de que los primeros blindados de Putin cruzaran la frontera con Ucrania, el riesgo en los mercados financieros es más elevado.

La agitación bursátil es muy superior a la que acompañó las primeras horas de irrupción del Ejército ruso en territorio ucraniano, cuando todo apuntaba a un rápido desenlace. 

Pero el guion previsto ha saltado por los aires. Putin, ni en sus peores pesadillas, esperaba encontrarse empantanado a las puertas de Kiev, ni con una Unión Europea firme, que encadena una sanción con otra, golpeando con dureza al sistema económico ruso. 

El rechazo a la invasión de Putin es tan masivo que hasta Suiza ha abandonado su histórica neutralidad y se ha sumado a las sanciones de la UE contra Rusia. 

Putin cae en su propia trampa

El líder ruso ha caído en su propia trampa. Y se ha quedado sin una estrategia de salida. Pero acorralado es más peligroso y el nivel de alerta de sus fuerzas nucleares seguirá elevándose. 

Las bolsas concentran todos estos temores. Las sanciones a Putin no salen gratis. Tienen también un fuerte impacto en las economías occidentales y los mercados lo están descontando. Por eso, buscan nuevas pistas que puedan servir para rebajar la salvaje volatilidad desatada y estabilizar las cotizaciones. 

Publicidad
Publicidad

Este rastreo, inevitablemente, lleva hasta los bancos centrales. En las últimas crisis han cargado con la responsabilidad de pacificar los mercados. Y ahora se espera que hagan lo mismo, que sepan encontrar el equilibrio adecuado para combatir la inflación sin que se dañe de gravedad el crecimiento económico. 

Los analistas esperan una cautelosa repuesta de los bancos centrales

Los principales bancos de inversión están convencidos de que la cautela guiará las actuaciones de los bancos centrales en los próximos meses, pero hasta ahora hay pocas pistas sobre cómo reaccionarán a esta crisis. 

Esta semana, sin embargo, será clave. Este miércoles y jueves, el presidente de la Fed, Jerome Powell, comparece ante el Congreso y el Senado estadounidense. Allí tendrá que dar explicaciones sobre cómo van a hacer frente a las consecuencias económicas de la guerra de Ucrania. 

Los inversores sabrán en unos días si tienen una estrategia de salida en este conflicto. O, si como Putin, seguirán acorralados. 

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de