Mercados

Las 'tech' americanas, ¿imparables?

Los resultados de las compañías tecnológicas norteamericanas se vigilan bajo lupa ante cualquier pista de que comienzan a pinchar. Los expertos tienen claro cuáles han construido cimientos sólidos para sobrevivir a largo plazo.

google-Alphabet3--644x362

Los inversores salieron de la burbuja punto com con la lección aprendida: no dar por sentado que una compañía popular es rentable. Es el fantasma que ha perseguido a las grandes tecnológicas estadounidenses desde que salieran a bolsa. Las que ofrecían un producto tangible, como Apple, Amazon o Microsoft, han tenido que defender su posición de líder de mercado o reinventarse. Las que dependían de los hábitos de las nuevas generaciones, como Google y Facebook, debían demostrar se capaces de transformar esos clics en dinero. Preguntamos a los expertos por los ganadores y perdedores de esta temporada de resultados, pero aunque algunas han decepcionado ante las expectativas, una lectura más profunda deja entrever su solidez.

Apple vuelve a encandilar

Hace justo un año el futuro de Apple estaba bajo revisión. Había perdido en los últimos 12 meses casi un 20 por ciento de su valor en bolsa y hasta había cedido a favor de Alphabet su condición de compañía más valiosa del mundo en términos de capitalización bursátil. ¿Qué sucede desde entonces? Pues hubiera sido una gran oportunidad de compra. Desde esos 94 dólares en los que se movía a hoy en día se ha revalorizado casi un 40 por ciento. Estas sesiones Apple ha estado rebasando el máximo histórico que tocó el 23 de febrero de 2015.

Quienes decidieron tirar la toalla tras el retroceso en ventas del iPhone lo hicieron precipitadamente. Javier Castro, gestor del fondo Caja Ingenieros Bolsa USA, no fue uno de ellos. Tras los problemas explosivos de Samsung en Caja Ingenieros esperaban una vuelta al crecimiento. Como así ha sido. En el último trimestre del año Apple vendió 78 millones de teléfonos. Un máximo histórico que batió las expectativas ya optimistas de por sí del consenso (75 millones). Pero es que además lo hizo con una mejora en el precio medio de venta debido al mayor peso de la versión 'plus', destaca Carlos Camacho, co gestor del fondo Rural Tecnológico Renta Variable.

Lo mejor está por llegar vaticinan los expertos. Bernstein Research, los mismos que hace un año anticipaban una caída del 15/20 por ciento para Apple, ahora hablan de un «súper ciclo» de ventas de iPhone 8. También lo hacen los de Citi. No solo por la expectativa de un nuevo modelo, también por el potencial de crecimiento en mercados emergentes, como India, donde están entrando con rebajas en los precios de sus terminales.

«El mercado erróneamente la valora como una compañía 100 por cien de hardware cuando su división de servicios, que genera ingresos mensuales recurrentemente, cada vez tiene un peso mayor en las ventas», defiende Camacho. Apple espera duplicar esta área en los próximos cuatro años, recuerdan los analistas de Citi. Para Camacho, invertir en Apple sigue siendo hacerlo en una compañía tecnológica líder de su segmento, bien gestionada, muy rentable y que cotiza a precios «más que razonables».

Google sigue revolucionando la bolsa

Alphabet (Google) es otro de los favoritos entre los gestores españoles. Metagestión incluso dedicó parte de su informe semestral a «una de las empresas que más disrupciones ha generado a lo largo de su corta historia». Revolucionó el mundo con su buscador, Google, y lo sigue haciendo con Youtube, Google Maps y Android. «Para muchos expertos, lo que Google hizo con Android es la 'mayor destrucción legal de riqueza de la historia'», recuerdan. Pero es que su valor añadido es que todos estos servicios, que cuentan con más de 1.000 millones de usuarios por sí solos, están conectados entre sí. «Nos encontramos, por tanto, ante un negocio de enorme calidad e imposible de replicar a su escala global», sentencian.

Pero los últimos resultados no han cumplido con las expectativas. «Si bien el crecimiento en ingresos sigue a ritmo extraordinario, les está costando trasladarlos a beneficios», apunta Castro. El aumento de los costes de adquisición de tráfico pesa en el margen de beneficios y no son capaces de recuperar los niveles de rentabilidad de años anteriores. Pese a este traspié, sus perspectivas a futuro no peligran. «Google es una compañía que seguiremos comprando. Cuando hayan correcciones aumentaremos», defiende Jaume Puig, director general de GVC Gaesco Gestión. Ve muy difícil que arrebaten a Alphabet su condición de líder. En similar línea opina el equipo gestor de Metagestión. «El que Alphabet crezca un 3 por ciento más o menos no impacta nuestra convicción». Les sorprendió gratamente la evolución de ingresos procedentes de Google Play, de la nube y del hardware. «Negocios que fortalecen su enorme ecosistema para el futuro».

Amazon, la (pequeña) decepción

Quien también decepcionó en cuanto a expectativas fue Amazon. Generó 43.700 millones de dólares en ingresos, por debajo de los 44.680 millones que esperaba el mercado. «El dilema está en la desaceleración del volumen de unidad al 24 por ciento interanual, aunque probablemente veamos una recuperación del ritmo en los próximos trimestres», apunta Credit Suisse en una nota. Aunque no ha sido suficiente para perder la confianza de los inversores. Pese a que ha dado un retorno del 66 por ciento en los últimos 12 meses, ningún analista de los 48 consultados por Bloomberg recomendaría vender. Cero. Y la abrumadora mayoría, 43, optaría por comprar. Hay quien lo ve a 1.050 dólares la acción. Una subida interesante desde los 812 actuales. La media del consenso está en los 942.

Los usuarios de Facebook, cada vez más rentables

También cuenta con el beneplácito del mercado Facebook. La red social ha demostrado ser capaz de rentabilizar su negocio. «Un crecimiento del 100 por cien en beneficios con el tamaño de Facebook es algo al alcance de pocas compañías», afirma Castro. Y más relevante aún es que, por un lado, el 84 por ciento de sus ingresos provengan de la aplicación móvil y, por otro, que hayan aumentado en un 20 por ciento sus ingresos por usuario a la vez que estos han crecido. Y frente a los grandes disruptores, los gigantes del pasado no se quedan atrás. «Microsoft destacó de nuevo su progresión hacia los servicios en la nube frente a las ventas de software empaquetado, con un crecimiento de Azure del 95 por ciento y del Office 365 del 50», señala Castro, que tiene al valor en cartera.

Ahora bien, el dilema de siempre: ¿a qué precio? El propio Castro, aunque reconoce que Amazon y Facebook son «dos excelentes compañías» considera excesivo pagar un Per de 164 y 40 veces, respectivamente. Lo mismo opina Puig de Amazon: «Su liderazgo a nivel mundial es difícil de batir y conocemos la presión de competidores, pero es para comprarla solo en momentos de caída de mercados». Además, el experto de GVC Gaesco está cauto con el sector tras estos resultados. «Hay una falta de 'blockbusters'», ve. La mayoría cumplen, están demostrando madurez, pero sorprenden poco. «No es lo mismo invertir en el sector en 2007 que en 2017», sentencia.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista Inversión.