La sombra del oro

Eufóricos por el fuerte ascenso que acumula el oro este año (del 50%), algunos analistas hablaban hace sólo unos días[…]

Eufóricos por el fuerte ascenso que acumula el oro este año (del 50%), algunos analistas hablaban hace sólo unos días de la alta posibilidad de que el metal precioso alcance los 2.000 dólares en el corto-medio plazo. De seguir la trayectoria de este ejercicio (en enero cotizaba a 817 dólares la onza y ahora ronda los 1.142 dólares), sería probable que a principios de 2011 se situara en la mencionada cota.

Hay varios motivos que permiten pensar en tan alto potencial: la posibilidad de que la inflación dispare el precio del metal -ya que es el principal activo de cobertura contra el incremento de los precios-. La oferta real de oro es cada vez menor: en sólo un año, la extracción minera ha pasado de representar un 63% de la oferta a suponer sólo un 45%. Y también el interés de nuevos países -sobre todo de Oriente Medio y China- por incrementar sus reservas en oro.

Pero, a juzgar por lo ocurrido en los últimos días, todos estos pronósticos podrían convertirse en humo: el fuerte tirón que ha experimentado el dólar tras conocer los problemas financieros de Grecia y la bajada de su rating de deuda por parte de Fitch han hecho caer al oro desde los 1.220 dólares, su máximo anual, hasta los 1.140. Un 7% de depreciación en sólo tres días, motivada porque el dólar se aprecia un 2% frente al euro en ese mismo periodo.

Parece claro que el activo que más influye sobre la cotización del oro es el dólar, en una proporción inversa. Si éste baja, el oro sube y viceversa. Por encima de los posibles revulsivos mencionados más arriba, el metal es vulnerable y se debe a la evolución del billete verde. Si el dólar se fortalece, sería muy difícil que los precios del oro se mantuvieran en los niveles actuales. Y hay que tener en cuenta que, a medio plazo, en cuanto se confirme la recuperación estadounidense probablemente el dólar subirá. El oro tiene tras de sí una sombra grande y alargada que marca su trayectoria: la divisa estadounidense.

En portada
Publicidad
Noticias de