La bolsa fusionada de Fráncfort y Londres creen que el "Brexit" es un riesgo

Las bolsas de Francfort y Londres creen que la salida del Reino Unido de la UE supone un riesgo para su proyecto de fusión, por lo que han establecido un grupo que valorará el impacto de un posible "Brexit".

Deutsche Börse, gestor de la bolsa de Fráncfort, informó hoy en un comunicado de que ambas partes han acordado nuevos detalles de la posible fusión.

Han establecido un grupo común de asesores que valorará los efectos del referendo que se va a llevar a cabo en el Reino Unido el 23 de junio para decidir su permanencia en la Unión Europea (UE).

Ambas partes saben que supone un "riesgo" para el proyecto que la población británica decida que el Reino Unido salga de la UE.

El grupo fusionado será jurídicamente una compañía pública limitada (plc) británica con sede en Londres.

La bolsa de Londres (LSEG) en Londres y Deutsche Börse en Fráncfort serán filiales del grupo fusionado, que tendrá sedes en ambas ciudades.

Ambas partes también han establecido una estructura equilibrada en el consejo de la nueva empresa, en el que estarán a partes iguales representantes de Deutsche Börse y de LSEG.

El presidente de la compañía fusionada será Donald Brydon (actualmente presidente de LSEG) y el vicepresidente Joachim Faber, quien también será director independiente senior y ahora es el presidente del consejo de supervisión de Deutsche Börse.

El consejero delegado y director ejecutivo será Carsten Kengeter, que es actualmente el presidente de la junta directiva de Deutsche Börse.

Kengeter dijo ayer en Fráncfort que la fusión con la bolsa de Londres es una declaración política contra la posible salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) (brexit).

"Este es el principal motivo de esta transacción", porque es importante que "permanezca en Europa una infraestructura europea de mercados financieros y que no aterrice en otro sitio", añadió ayer Kengeter, que preside Deutsche Börse desde el pasado mes de junio.

London Stock Exchange Group y Deutsche Boerse informaron el martes de que negocian una fusión "entre iguales", que crearía un "grupo de infraestructuras para mercados globales basado en Europa".

La parte más significativa de la transacción son los negocios con derivados.

Según los términos de la negociación, los accionistas de Deutsche Börse percibirían un 54,4 % de los títulos del grupo combinado, mientras que los inversores de LSE recibirían un 45,6 %.

Juntas tendrán una capitalización bursátil similar a la de mercados de futuros estadounidenses como ICE (26.600 millones de euros) o CME (28.300 millones de euros).

Deutsche Börse tiene un valor en bolsa de 15.500 millones de euros y London Stock Exchange de 11.800 millones de euros.

La operación debe ser aprobada por las autoridades europeas de defensa de la competencia y por los accionistas de ambas compañías.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.