El Ibex-35 fracasa en su intento de recuperar los 9.400 puntos

bolsa

El selectivo español estuvo peleando hasta las doce y media por la recuperación de los 9.400 puntos perdidos en la sesión anterior. A partir de ahí, dio por casi perdida la batalla. Al cierre, daba un último cambio en los 9.386,2 puntos, lo que supone un descenso del 0,10%. Esas caídas debido a que de Wall Street no venían demasiados buenos ánimos: la apertura fue en negativo y al cierre de la sesión sólo había esperanza de igualar el cierre de la sesión anterior. 

Sólo una decena de valores del selectivo español cerraron el día en verde. ArcelorMittal fue el más rentable, con una subida del 2,50%. A continuación se colocaron Bankinter y Acerinox, con ganancias de un 1,25% y de un 1,13%, respectivamente. Después se colocó Amadeus, con una subida del 0,89%. El hecho de que cuatro de los grandes valores cerraran en verde (Telefónica, Santander, Repsol y BBVA) ayudó a que los descensos en el selectivo español no fueran muy traumáticos. 

En rojo, Dia fue el peor, con una caída que se acercó al 2%. Después se colocaron Cellnex, Mediaset, ACS, Ferrovial y Enagás, con descensos de más de un punto porcentual. Entre los grandes valores, Iberdrola fue el peor, con un recorte del 0,60%. 

En el Mercado Continuo, Natra fue el valor más rentable, con una subida del 7,10%. En rojo, Telepizza fue el peor, con un descenso del 3,78%. 

Las Bolsas y las divisas

De todas maneras, sí hubo índices en verde en el Viejo Continente. De hecho, abundaron más que los que terminaron con caídas (el único que ganó en pérdidas al selectivo español fue el Cac 40 francés, con su descenso del 0,13%). Así, por ejemplo, el Dax alemán, que fue el mejor del día, con una revalorización del 0,5%, o el Ftse 100 británico, que logró rebotar un 0,38% tras sus dos primeras sesiones en rojo del año y de las tres últimas semanas. También en positivo terminó el Ftse Mib de Milán, al anotarse un 0,32%. 

El avance del Dax alemán pudo deberse al comportamiento del mercado de divisas: el euro perdía posiciones tras el 'rally' de la jornada anterior. El euro perdía al cierre alrededor de un 0,20%, hasta colocarse por debajo del nivel de 1,07 unidades, tras acomodarse por encima de esa cota el martes. Bien es verdad que llegó a estar muy por debajo de ese nivel a primera hora de la tarde, cuando cayó hasta 1,066 unidades. 

Mientras tanto, el Ftse 100 británico también parecía responder a la divisa: la libra esterlina retrocedía levemente, un 0,69%, frente al billete verde, tras haber ganado más de un 3% la jornada anterior. 

El dólar, por tanto, recuperaba fuerza respecto al euro y también respecto a la libra. Y, en general, dado que el US Dollar Index ganaba un 0,29% después de cinco de las últimas siete sesiones moviéndose a la baja. 

Los tipos de los bonos, al alza

A una subida del dólar suele acompañar últimamente un incremento de las rentabilidades de los bonos. Así, el rendimiento de los títulos americanos a diez años subió desde el 2,33% hasta el 2,37%, mientras que el interés de sus comparables españoles pasó desde el 1,37% hasta el 1,42%. El rendimiento de los títulos alemanes, mientras, pasó del 0,32% hasta el 0,34%. Ello, después de la publicación del dato de inflación de diciembre, que subió a un ritmo del 2,1% en diciembre, lo que supone una importante aceleración del 1,7%. Además, la producción industrial creció en diciembre un 0,8% en Estados Unidos, dos décimas por encima de lo previsto por los analistas. 

El precio del oro, después de siete sesiones consecutivas de subidas, recortaba posiciones: cedía un 0,15%, hasta los 1.215 dólares. 

El crudo también caía. El barril de Brent, de referencia en Europa, perdía un 1,32%, hasta los 54,74 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, caía un 1,35%, hasta los 51,77 dólares. Ello, debido a que la Agencia Internacional de la Energía ha predicho un rebote de la oferta de Estados Unidos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.