El BCE se dejará amplio nivel de flexibilidad sobre los tipos de interés

El Banco Central Europeo (BCE) se reúne el jueves y, probablemente, querrá darse bastante flexibilidad respecto al momento de comenzar a subir los tipos de interés, que dependerá de los datos de inflación.

Tras haber decidido en junio reducir las compras netas de deuda a la mitad en el cuarto trimestre y terminarlas a finales de año, los mercados prevén que el Consejo de Gobierno del BCE discutirá mañana sobre las reinversiones del principal de los bonos que vencen.

El BCE se comprometió en junio a mantener el precio del dinero, al menos, hasta el verano de 2019.

El BCE presta a los bancos al 0 % semanalmente y les cobra un 0,4 % por el exceso de reservas.

El presidente, Mario Draghi, podría dar alguna información sobre el momento de comenzar las subidas de los tipos de interés, pero en junio ya dijo que no querían publicar una fecha exacta al respecto.

Varios miembros del Consejo de Gobierno se han mostrado a favor de comenzar a subir los tipos de interés más bien antes que tarde, en otoño, y no a finales, de 2019 como habían pronosticado algunos analistas.

El nuevo gobernador del Banco de Finlandia (Suomen Pankki), Olli Rehn, ha considerado recientemente que las decisiones del BCE dependerán de los datos económicos y que el BCE no debería comprometerse demasiado pronto sobre las decisiones de política monetaria.

Rehn, que fue comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios hasta julio de 2014 y desde 2015 fue ministro de Asuntos Económicos de Finlandia, añadió que los mercados interpretarían bien la orientación del BCE si descuentan una subida de los tipos de interés en octubre de 2019.

Los mercados y los analistas prevén que el BCE querrá reinvertir en bonos con vencimiento a más largo plazo de lo que lo hace hasta ahora para mantener el perfil de vencimiento de su cartera de deuda y compensar el posible incremento de la rentabilidad de los bonos a largo plazo que podría generar la reducción de las compras.

"El BCE puede incrementar el vencimiento de lo que compra para impedir un endurecimiento excesivo de las condiciones financieras", considera el subdirector de Estrategia de Renta Fija de UniCredit, Luca Cazzulani.

La reinversión se producirá en el mismo mes en que vencen o en los dos meses posteriores si las condiciones de liquidez del mercado lo justifican.

La deuda pública adquirida mensualmente por el BCE ha tenido hasta ahora un vencimiento de entre 7,8 y 10,5 años, con una media de 9 años, según datos de Cazzulani.

Para mantener el vencimiento de la cartera de deuda pública estable, el BCE debería reinvertir a un vencimiento medio de 11 y 12,5 años este año y el próximo, según cálculos de Cazzulani.

Para lograr un vencimiento medio de 12,5 años, el 35 % de la reinversión debería ser a largo plazo, lo que significa que 60.000 millones de euros de la reinversión del próximo año deberían ser a largo plazo.

Esta cantidad representaría una tercera parte de la oferta bruta anual de bonos a 15, 20 y 30 años en la zona del euro y afectará a la curva de los tipos de interés.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.