Ebury mantiene su previsión de paridad euro/dólar este semestre

paridaddolar-euro--644x362

Los analistas de la firma especializada en cambio de divisas Ebury opinan que hay "muchas posibilidades de que haya un nuevo incremento de tipos de interés en Estados Unidos en marzo, a tenor de que el mercado laboral en el país sigue respondiendo muy bien". En concreto, prevén que habrá tres o cuatro subidas en 2017 en línea con el último gráfico de puntos (dot plot), elaborado a partir de las expectativas de los miembros del FOMC, y siguen viendo la paridad euro/dólar a lo largo del primer semestre del año.

En relación con la libra, Ebury prevé que se aprecie gradualmente frente al dólar, del rango de 1,20 a 1,25, y que se dispare fuertemente frente al euro este año, pasando de 1,21 a 1,28 a finales de 2017. Considera la empresa especializada en intercambio de divisas que, a pesar de la incertidumbre que introduce el proceso del Brexit, la economía del Reino Unido sigue demostrando ser bastante resistente. "Creemos que la libra seguirá siendo sensible y volátil a las noticias y los detalles de la salida de la UE de Gran Bretaña en los próximos meses. Sin embargo, mantenemos que los niveles a los que cotiza actualmente son insosteniblemente bajos, y no justificados por los fundamentos económicos", asegura Ebury en su informe.

Ebury prevé que el euro seguirá estando bajo la presión de los acontecimientos políticos en Europa en 2017. "El alto número de elecciones en países de la UE este año empezará a ganar protagonismo en las próximas semanas y su resultado podría ser crucial para el futuro a largo plazo de la Eurozona en su conjunto", opina la firma de divisas. Asimismo, considera que la creciente divergencia entre la política monetaria entre el Banco Central Europeo y la Reserva Federal, unido a la incertidumbre política, debería reanudar la depreciación gradual del euro frente a casi todas las divisas del G10 este año.

En cuanto al yen, Ebury espera que el Banco de Japón mantenga su política monetaria expansiva sin cambios a lo largo de 2017, lo que mantendrá a la divisa nipona bajo presión contra la mayoría de las principales monedas en 2017 y 2018.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.