Descalabro total en la primera sesión del año para el Hang Seng

La primera sesión de 2019 se saldó con un descalabro total para el índice referencial de la Bolsa de Hong Kong, el Hang Seng, que perdió un 2,77 %, con 48 de las 50 empresas que lo componen cerrando en rojo.

Ya sea por la resaca del fin de año -cerró con ajustadas ganancias del 0,1 % tras una semana bastante turbulenta- o por la cuesta de enero, lo cierto es que el Hang Seng se dejó 715,35 puntos hasta situarse en los 25.130,35.

De hecho, no parece que los inversores anticipen un año halagüeño, y el batacazo de hoy no hace sino confirmar el nefasto 2018: hace exactamente un año, el valor del Hang Seng era un 21,4 % mayor al de hoy.

Y eso que nadie hubiera dicho a principios del año pasado que todo iba a salir tan mal, ya que el 26 de enero de 2018 el Hang Seng marcó su máximo histórico con 33.154,12 puntos, cifra un 31,9 % mayor a la que figuraba en el índice al cierre de la jornada de hoy.

La historia es bien conocida por todos: desaceleración del crecimiento económico global e incertidumbre por la guerra comercial entre China y Estados Unidos equivale a pánico inversor y, por ende, a pérdidas en los mercados bursátiles.

El parqué hongkonés no escapó a la depresión vivida en los otros dos mercados de China: el de Shanghái, el principal de la parte continental, cerró hoy con un 26,4 % menos de puntos que el año pasado, mientras que el segundo en liza, el de Shenzhen, hizo lo propio con un 36 %.

El mal momento de los títulos chinos reverbera en el parqué hongkonés: el índice que mide su comportamiento, el Hang Seng China Enterprises, perdió hoy un 2,87 %.

En los subíndices, pérdidas generalizadas, con especial protagonismo del inmobiliario, que se dejó un 3,22 %, algo más que el de Comercio e Industria (3,17 %), seguido de Finanzas (2,57 %) y Servicios (0,99 %).

Las promotoras chinas Country Garden y China Resources Land fueron las que se llevaron la peor parte del hundimiento inmobiliario, cayendo un 6,09 % y un 6,15 %, respectivamente.

Por su parte, tono bermellón también para grandes del sector como Henderson Land (1,92 %), Sun Hung Kai (2,51 %) o CK Asset (3,14 %).

Entre las grandes petroleras, resulta significativo apuntar que Sinopec, la principal refinería china, fue la mejor parada de la jornada con sus caídas del 2,68 %: Petrochina, mayor productor del país, cedió un 5,12 %, mientras que Cnooc se dejó un 6,45 % y se coronó con el dudoso honor de ser la mayor perdedora de la sesión.

Más de lo mismo entre los valores financieros: el banco número uno del mundo por capitalización de mercado, ICBC, perdió un 2,86 %; HSBC, mayor banco de Europa, un 2,31 %; China Construction Bank, un 2,94 %, y Bank of China, un 1,78 %.

En el sector de las telecomunicaciones, las estatales China Unicom y China Mobile cayeron un 3,47 % y un 2,59 %, respectivamente.

Y en el de tecnología, Tencent, principal valor por peso de cotización del parqué, se fue para abajo con un 2,36 %, caída bastante menor a la del grupo de componentes acústicos AAC Technologies, del 4,51 %.

Las farmacéuticas volvieron a sufrir a golpe de legislación, ya que las compañías del sector podrían ver sus márgenes de beneficios reducirse por un programa piloto impulsado por Pekín en el que se contemplan, entre otras medidas, la reducción de los precios de los medicamentos.

Así pues, CSPC Pharma perdió un 5,49 %, mientras que Sino Biopharm cayó un 3,68 %.

Otras de las más afectadas en la sesión fueron la fabricante de automóviles Geely, que cayó un 5,94 %, y la especializada en lentes Sunny Optical, con un 5,39 %.

De hecho, la única empresa del Hang Seng que cerró con ganancias fue la gasística Hong Kong & China Gas Company, que se apuntó un tímido 0,37 %.

Asimismo, la productora de pañales y toallitas para bebés Hengan International escapó de las pérdidas al no registrar cambio alguno en su cotización.

El índice de facturación del miércoles fue de 68.050 millones de dólares de Hong Kong (8.683 millones de dólares, 7.586 millones de euros).

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.