CaixaBank ofrece un plan de prejubilación con el 70 % del salario bruto anual

CaixaBank ha ofrecido hoy a los sindicatos abonar a los trabajadores que se acojan al nuevo plan de prejubilaciones voluntario el 70 % del salario anual bruto, mientras que los representantes de los trabajadores reclaman el 75 %.

Ésta es la principal diferencia que separa en estos momentos a la dirección de CaixaBank y a los sindicatos respecto al plan de prejubilaciones que la entidad bancaria ha planteado con la intención de facilitar la salida de unos 500 empleados.

Fuentes de CCOO han indicado a Efe que la entidad bancaria ha ofrecido un complemento del 70 % del salario anual bruto, que los sindicatos consideran "insuficiente", por lo que reclaman el 75 % y la revalorización del 1 % anual.

"No aceptaremos unas condiciones económicas que estén por debajo de las del año pasado", ha señalado en un comunicado esta central sindical.

Esta renta equivalente al 70 o el 75 % del salario bruto fijo anual se abonaría repartido mensualmente hasta cumplir los 63 años, en el caso de los trabajadores nacidos en 1958, y hasta los 64 años, para los nacidos antes.

Además de esta renta, los sindicatos reclaman que la entidad bancaria firme un convenio especial con la Seguridad Social para que los prejubilados puedan cotizar durante el período que les queda hasta la jubilación, punto que acepta la dirección, según las mismas fuentes.

El plan de prejubilaciones voluntario presentado por CaixaBank se plantea para los trabajadores con 58 años o más, es decir los nacidos en 1958 o antes, aunque los sindicatos han pedido también que puedan acogerse a él las personas nacidas en 1959 y 1960.

Se trata de un "programa de desvinculación voluntaria incentivada" que ha de permitir a la entidad reducir su plantilla de forma no traumática, mediante adhesiones voluntarias, a lo largo de este año.

La dirección de la entidad que preside Isidre Fainé y los sindicatos se volverán a reunir mañana para continuar negociando e intentar cerrar lo antes posible un acuerdo que permita a CaixaBank iniciar la salida de los prejubilados con fecha 1 de junio.

Los sindicatos han vuelto a pedir hoy que el plan de prejubilaciones vaya vinculado a nuevas contrataciones para sustituir a aquellas que salgan de la entidad, aunque CaixaBank no ha respondido a esta petición.

El plan de prejubilaciones impactará en especial a Cataluña, de donde se calcula que saldrán alrededor del 90 % de los afectados, mientras que el segundo territorio más afectado son las Islas Baleares, con 12 personas con 58 años o más.

Por otra parte, los sindicatos han preguntado directamente hoy a CaixaBank por si tiene intención en iniciar un proceso general de cierre de oficinas ante la inquietud que, aseguran, se ha extendido entre los trabajadores.

Ante esta pregunta, la dirección ha contestado, según CCOO, que no piensa variar su modelo de proximidad, que ve compatible con la digitalización y el uso de nuevas tecnologías.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.