Bitcoin, en cuidados intensivos: tras el desplome se acerca un cruce de la muerte

Bitcoin se muestra hoy incapaz de levantar cabeza y cotiza en los 7.451 dólares, ligeramente por encima de soportes críticos[…]

Bitcoin se muestra hoy incapaz de levantar cabeza y cotiza en los 7.451 dólares, ligeramente por encima de soportes críticos pero sin capacidad de reacción alguna tras la combinación de noticias negativas que desataron ayer tarde la furia bajista, y con un cruce de la muerte a la vuelta de la esquina. 

En apenas cinco minutos, la ciber moneda se hundió ayer tarde alrededor del 8% y perdió 500 dólares de un plumazo, con lo que en la semana ya acumula una caída de más de 1.000 dólares. Coincidió la debacle unos minutos antes de que el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, iniciara una defensa cerrada ante el Congreso de Estados Unidos de libra, su proyecto de moneda digital. Y no fue casual que los bajistas destaparan entonces la caja de los truenos. 

Lo cierto es que las expectativas sobre libra han sido el principal catalizador que despertó la aletargada cotización de bitcoin esta primavera, llevando los precios hasta el entorno de los 12.800 dólares a finales de junio. Pero el hecho de que una red social como Facebook, con cerca de 2.300 millones de usuarios activos, pueda llegar a tener una moneda propia para los pagos de esta ingente masa social (¿para qué recurriré entonces a la banca tradicional?) despertó los recelos en todos los rincones del mundo financiero. Y es más, desencadenó una larga ristra de críticas y promesas de una regulación más estricta, lo que ha terminado por echar del proyecto a gigantes como Paypal, Mastercard, Visa o eBay, alarmados por el argumento de que 'a mí esto no me lo contaron'. 

Por eso mismo, Zuckerberg, en un movimiento desesperado, tiró ayer de patriotismo ante el Congreso para intentar salvar a libra, y afirmó que puede ayudar al liderazgo financiero de Estados Unidos. Incluso se avino Zuckerberg a aplazar el proyecto de libra, al menos hasta que no reciba el apoyo de los reguladores, lo que obviamente no fue del agrado del mercado. Es más, la fuerte presión que ya soporta la moneda de Facebook, unida al foco mediático que proporciona el Congreso, animó a los bajistas de bitcoin, lo que junto con los bajos volúmenes de negociación de las últimas sesiones, terminó por disparar las ventas. Matt Maley, estratega de acciones de Miller Tabak, resume la situación indicando que ahora "es menos probable que bitcoin se generalice tan rápido como algunos de los inversores alcistas piensan que lo hará".

En declaraciones a Bitcoinist, el consejero delegado de Bitbull Capital, Joe DiPasquale, considera que los precios se desplomaron a consecuencia de un rápido movimiento de liquidación de 200 millones de dólares. "El dinero inteligente salió en los momentos previos a la audiencia de libra", dice en relación con las declaraciones de Zuckerberg. En su opinión, bitcoin seguirá bajo presión como poco durante las próximas 24 horas, sino hasta el lunes. 

Por si fuera poco, los expertos citaban ayer como posible catalizador bajista la noticia del súper ordenador cuántico anunciado por Google, una bestia de la computación capaz de resolver en tres minutos lo que a las actuales computadores de élite les llevaría 10.000 años. De manera un tanto alocada, llegó a pensarse que sí esto es así, qué no podría hacer la 'criatura' de Google resolviendo las lentas y costosas cadenas de bloques de 'blockchain' que sustentan a bitcoin y a muchos de los activos digitales.

Probablemente, se liquidaría todo en un fin de semana, se llegó a pensar. En realidad, si algo está bien estudiado en bitcoin es su política monetaria. De los 21 millones de monedas que componen la oferta monetaria de bitcoin, quedan por minar algo menos de 3 millones, y se estima que el 99% estará minado para 2032. Así que, aunque los mineros pudieran comprar el ordenador de Google dentro de diez años (por ser muy generosos con la estimación, ya que es altamente improbable) ya no quedaría mucho bitcoin que minar con esta tecnología. 

Desde el punto de vista técnico, la acción del precio está completamente controlada por los bajistas, que seguirán presionando para que ceda los 7.400 dólares, dónde hay un soporte relevante. Y más abajo, el soporte de psicológico de los 7.000 dólares. El problema es que la media móvil de 50 sesiones está a punto de cortar a la baja a la media móvil de 200 sesiones, con lo que se produciría el temido 'cruce de la muerte', de fuertes implicaciones bajistas.

Publicidad
Publicidad

En portada

Noticias de