Beneficio colateral

La Bolsa española ha despedido hoy la semana en nuevos máximos desde agosto de 2015 tras sumar el 0,10 % hasta los 10.529 puntos después de que las tensiones geopolíticas por el ataque estadounidense sobre Siria se hayan traducido en una subida del precio del petróleo aprovechado por las petroleras.

Un beneficio colateral para el IBEX 35 que, en la apertura, se asomaba al abismo tras ceder el 0,44 % en lo que parecía una jornada de dinámica negativa que coincidía con el estreno de una nueva cotizada en bolsa, Gestamp.

Pero la geopolítica ha movido ficha en los mercados y a media mañana el precio del oro negro ya amenazaba con despuntar, un aviso al que parecía ajeno el selectivo nacional, que a pesar del notable avance de Repsol, perdía el 0,52 % a mitad de sesión.

En la misma tónica Wall Street, que abría a la baja con su principal indicador cediendo el 0,08 %, aunque más tarde el anuncio del descenso del 4,5 % en la tasa de desempleo de Estados Unidos de marzo ha servido de aliciente a los inversores, que han aguardado en sus posiciones a pesar de los temores tras el atentado de Estocolmo.

Viernes de pasión también para el resto de plazas europeas, lideradas por Londres, con una subida del 0,63 %; seguida de París, el 0,27 %; en tanto que Milán ha sumado el 0,02 % y Fráncfort ha acabado en tablas tras perder el 0,05 %.

Unos resultados vinculados al alza del precio del barril de Brent, petróleo de referencia en el Viejo Continente, que al cierre de la sesión marcaba 55,30 dólares, máximos desde hace un mes que consolidan una semana en verde, ante el posible hecho de que el enfrentamiento directo entre el Pentágono y el régimen de Damasco pueda derivar en un menor bombeo de crudo.

Con el euro a 1,061 dólares, las consecuencias del ataque sobre la base de Shayrat también se han dejado sentir en el mercado del oro, donde la onza se ha revalorizado un 1,10 %, así como en un mercado de deuda en el que el 'bund' alemán, bono a diez años, se ha desplomado hasta el 0,028 %.

De vuelta a España, la tensa coyuntura en el Mediterráneo unida al anuncio del regreso a Atenas de los acreedores internacionales para cerrar los detalles de la revisión del tercer rescate griego, ha tenido su eco en la prima de riesgo, que ha cerrado el viernes en 139 puntos básicos, dos más que ayer.

Los grandes valores del IBEX 35 han tenido cierres mixtos, con Repsol al frente de la subida, el 1,15 %, seguido de Inditex, el 0,71 %; Santander, el 0,26 %; e Iberdrola, el 0,07 %; mientras que Telefónica ha caído el 0,10 % y BBVA, el 0,15 %.

Del resto, Gamesa ha sido el valor más alcista tras subir el 3,83 %, en tanto que Amadeus ha protagonizado la mayor caída, el 2,96 %.

Respecto a la debutante Gestamp, ha bajado el 4,46 % en su debut en el parqué madrileño, donde la compañía vasca de componentes para el automóvil confía en crecer a niveles del 10%.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.