Banco de España alerta sobre consecuencias de la inmadurez de la tecnología

El Banco de España considera difícil prever "posibles incidentes ante la inmadurez de la tecnología" según un artículo que analiza la tecnología de registros conocida como DLT (por sus siglas en inglés) publicado hoy en el Boletín Económico.

El artículo, firmado por José Luis Romero Ugarte, de la dirección general de Operaciones, Mercados y Sistemas de Pago del Banco de España, hace un análisis de esta tecnología, que es una base de datos descentralizada y única gestionada por varios participantes y que se actualiza de manera sincronizada. El ejemplo más conocido de la aplicación de esta tecnología son los criptoactivos, singularmente el "bitcoin".

Normalmente, los DLT se implementan mediante una cadena de bloques ("blockchain"), tecnología en la que entidades financieras, empresas tecnológicas, desarrolladores y bancos centrales están tratando de buscar un sistema "seguro, escalable y adaptado a las necesidades del sector financiero".

Esta tecnología presenta algunas limitaciones, fruto de su falta de madurez, entre las que destacan la escalabilidad en el número de transacciones y la velocidad de registro.

Existen dudas -dice el autor- acerca de la verdadera robustez de las plataformas DLT, puesto que la tecnología no está suficientemente probada y porque no existe un marco regulatorio que dé suficiente cobertura legal a las anotaciones.

Además refleja que los sistemas de gobernanza no siempre son suficientemente eficientes, transparentes y responsables y señala los elevados costes medioambientales derivados de los altos consumos de poder de computación.

Algunos de los proyectos más prometedores en este ámbito se están desarrollando en relación con las transferencias de fondos internacionales, puesto que permiten aumentar la velocidad de disposición de los fondos, dan transparencia a la operativa y reducen sensiblemente los costes asociados, además de que reducen los riesgos de compensación y de fraude y exigen un menor volumen de liquidez.

Los bancos centrales han participado en proyectos para la realización de pagos interbancarios usando esta tecnología aunque por el momento "no se han observado ventajas globales" frente a los actuales sistemas.

La tecnología DLT tiene también un elevado potencial en el ámbito de la negociación y poscontratación de valores, en el comercio internacional y en cumplimiento regulatorio, con mejoras de eficiencia, de calidad de la información y de trazabilidad. EFECOM

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.