El alquiler caerá hasta desacreditar el control político de precios

Los precios del alquiler seguirán cayendo en 2021 en las grandes ciudades. La tendencia aguantará hasta que se diluya el stock de viviendas

La bajada en el precio del alquiler de viviendas que ha generado el estallido de la pandemia del coronavirus continuará en 2021, principalmente en Madrid, Cataluña, Baleares y Canarias.

Los expertos prevén que las caídas serán algo menores de las producidas en 2020, que han llegado a alcanzar los dos dígitos, pero continuarán, ya que las circunstancias por las que se produjo este descenso no han cambiado.

Entre ellas destaca del aumento de la oferta de viviendas en alquiler debido al desplome del turismo y a que muchos propietarios, que no consiguen vender sus viviendas al precio previsto, prefieren alquilarlas hasta que su valor de venta suba.

Otras de las causas que impulsan los precios a la baja son, según analiza Anaïs López, directora de comunicación de Fotocasa, “la falta de demanda, principalmente de estudiantes y jóvenes que han decidido volver a casa de sus padres, unido a una mayor oferta del alquiler vacacional”.

Todo ello hará que los alquileres sigan cayendo, sobre todo “si se dilata la vuelta a la normalidad”, apunta Ferran Font, director de estudios de pisos.com.

No obstante, Font considera que si la economía responde de forma positiva, haciendo que el empleo recupere tono, los precios del alquiler se estabilizarán. “Lo que está claro es que en las grandes ciudades será difícil que se disparen las subidas”.

Los descensos van por ‘barrios’

El mercado del alquiler de viviendas, al igual que ocurre con el de compraventa, se mueve a distintas velocidades dependiendo de cada comunidad autónoma.

Publicidad
Publicidad

“Hay zonas en las que los precios todavía pueden subir un poco y en otras las caídas de precios ya son una realidad”, apunta Anaïs López.

Entre las últimas destacan Madrid y Barcelona, que según los expertos seguirán registrando bajadas en los alquileres este año.

“En 2019 y principios de 2020 vimos cómo en estas ciudades el precio del alquiler alcanzó máximos. Era, por tanto, de esperar que los precios tendieran a la baja después de haber tocado techo”, señala la experta.

Publicidad

Uno de los causantes de estos descensos en Barcelona fue la aprobación de la nueva ley que regula el precio del alquiler en 60 municipios tensionados de Cataluña.

Su objetivo es limitar los precios, ya que si el precio medio del alquiler en España ronda los 10 euros/m2 mensuales, en Barcelona capital alcanza los 16 euros/m2. Esto la sitúa en la segunda posición de ciudades españolas más caras para alquilar, solo por detrás de Ibiza.

Y consiguió su objetivo, ya que en noviembre, el precio del alquiler de Barcelona cayó un 13,2%, muy por encima de la caída registrada en Madrid del 8,3%.

El Gobierno central se apunta a la intervención

También este año se prevé limitar los alquileres mediante una nueva regulación. En esta ocasión partirá del Gobierno central.

Publicidad

Proyecta aprobar en el primer trimestre de 2021 la futura ley de vivienda, que incluirá la limitación de precios máximos del alquiler en las principales ciudades.

Esto podría originar un nuevo descenso de los alquileres, pero, según Ferran Font, “todo dependerá de si la intención del Gobierno de limitar las rentas en las zonas tensionadas a través de índices oficiales es puramente referencial o se establece de forma obligatoria”.

Por su parte, fuentes de Idealista señalan que en el actual escenario de precios de alquiler a la baja, “sorprende el impulso que algunos grupos políticos están haciendo para controlar los precios del alquiler”.

Consideran que podría ocurrir que los precios fijados por las distintas administraciones “estuvieran incluso por encima del precio de mercado”.

En portada

Noticias de