Telefónica: los 4 euros son la clave para seguir con los avances

Telefónica sigue sin capitalizar sus ventas de activos, como la fibra en El Salvador, mientras se emplea a fondo para cerrar la semana por encima de los 4 euros

Las acciones de Telefónica sostienen por la mínima el nivel psicológico de los 4 euros, una zona que la compañía perdió a principios de diciembre y que ahora trata de amarrar. Sería la primera vez desde agosto con un cierre semanal por encima de este nivel.

La última venta de activos no estratégicos en El Salvador no terminó de animar la cotización, en la media en que era una operación conocida y de importe reducido.

Publicidad

El grupo obtuvo por estos activos 121 millones de euros, con un múltiplo de 7 veces EV/ebitda, que era lo conocido por el mercado.

Se trata de una noticia “positiva pero conocida” y que tiene un “impacto financiero reducido”, argumentaron los analistas de Bankinter.

La operación “se enmarca dentro de la política activa de gestión de activos del grupo para aflorar valor, obtener liquidez y socios para afrontar las inversiones en 5G y dar visibilidad a los negocios con múltiplos más elevados”, explicaron estos expertos.

Publicidad

Disparidad entre los analistas

Hace unos días, el grupo anunció la venta de su división de fibra en Colombia a KKR, una transacción que tampoco animó particularmente al valor.

Mientras el rebote parece haberse estancado en la zona de los 4 euros, los analistas fundamentales siguen discrepando sobre el potencial de la multinacional.

Publicidad

En un reciente informe, los economistas de Bank of America calcularon un precio objetivo de 5,8 euros para los títulos de Telefónica, lo que implica un potencial alcista del 45 por ciento.

Por el contrario, sus colegas de Citi colocaron este viernes el precio objetivo de la multinacional en los 3,95 euros, una valoración que indica que la gasolina alcista está prácticamente agotada.

En un punto intermedió se colocó el consenso de expertos de finanzas.com, cuyo precio objetivo de 4,59 euros arroja un potencial de subida del 14,5 por ciento.

La amenaza de la inflación

A pesar de la valoración optimista que otorgó Bank of America a Telefónica, también hay riesgos a tener en cuenta en el horizonte. Y uno de ellos es la inflación.

Es cierto que el plan de salidas voluntarias desplegado por Telefónica ayudará a ahorrar costes, aunque supondrá unas provisiones en el cuarto trimestre de 1.500 millones de euros.

Publicidad

No obstante, el principal problema es la inflación y el incremento de los precios de la energía, un factor que ya pasó factura a la cuenta de resultados en España.

La cuestión es que ligar las tarifas al incremento de los precios es algo que Telefónica puede hace en algunos mercados, como Brasil, el Reino Unido, pero “no en España”, argumentan en Bank of America.

La estrategia en el mercado doméstico son más servicios y contenidos a cambio de precios más elevados.

Publicidad

De cara al futuro, sí es importante lo que suceda con la división de fibra en España, que tantas dudas ha generado. “Podría ser una forma para desbloquear valor a múltiplos más elevados en una transacción similar a las de las torres móviles”, estiman las fuentes consultas.

El ataque a los 4 euros

Desde el punto de vista técnico, Telefónica puede marcar un cierre semanal por encima del nivel psicológico de los 4 euros.

“Está haciendo un patrón de bandera de continuación y para validarlo necesita superar los 4,05 euros”, dijo Josep Codina, director de análisis de INVERSIÓN y finanzas.com.

Completando esta figura, el objetivo del rebote a corto plazo está en el entorno de los 4,2 euros.

“Si este avance viene acompañado con algo más de apoyo en el volumen negociado, tiene la proyección teórica de esta figura hasta los 4,2 euros, con lo que mantendría la senda alcista”, añadió Codina.

Publicidad

Por abajo, Diego Morín, analista de IG, consideró que hay un soporte relevante entre la zona de los 3,7 y los 3,8 euros. Si aguanta este nivel y recupera los 4 euros, “el primer punto importante estará alrededor de los 4,25 euros, lo que implicaría la rotura de los máximos del año 2021”, recalcó Morín.

Asegurados los 4,2 euros, lo cierto es que Telefónica tendría el camino muy despejado para marcar un rebote en torno al 14 por ciento. “casi no tiene ninguna resistencia más hasta los 4,8 euros, con lo que tendría camino para poder subir si el mercado lo permite” remachó Codina.

En portada
Publicidad
Noticias de