Los puntos negros de Telefónica tras analizar sus últimos resultados

Telefónica rebotó tras publicarse las cuentas del trimestre, lo que deja la revalorización anual en el 25%. Pero emergen asignaturas pendientes

La evolución del negocio en España y la deuda han vuelto a ser los puntos negativos de unos resultados de Telefónica que, por lo demás, han satisfecho al mercado.

En concreto, Telefónica batió las estimaciones en ingresos, al cosechar 9.410 millones durante el primer trimestre de 2022 respecto a los 9.067 millones de euros estimados; un oibda (beneficio operativo antes de depreciaciones y amortizaciones) de 3.199 millones de euros frente a los 2.956 millones previstos; un margen oibda del 34 por ciento respecto al 32,6 por ciento estimado; y un flujo de caja libre de 513 millones frente a los 453 millones esperados.

Publicidad

En el lado negativo, la deuda (uno de los factores de mayor preocupación para el mercado en los últimos años) ha vuelto a crecer tras varios periodos de reducción de su perímetro. Específicamente, se ha incrementado el 5,4 por ciento en el trimestre, al alcanzar los 27.453 millones de euros (en diciembre se situaba sobre los 26.000).

El negocio en España de Telefónica sigue sin despuntar

Asimismo, el otro gran tema de preocupación para el mercado en los últimos tiempos, la evolución del negocio en España, no da síntomas de mejorar.

Así, por países, los ingresos en España crecen el 0,9 por ciento pero el oibda se contrae el 4,9 por ciento; algo que contrasta con las expansiones del 5,2 y del 7,0 por ciento en Alemania; o del 4,6 por ciento y del 1,6 por ciento en Brasil, dos de los mercados con mejor trayectoria para el grupo.

Pero, pese a todo, el mercado ha acogido con optimismo los resultados y así se reflejaba en la cotización de Telefónica, que subía el 3,8 por ciento el jueves, elevando la revalorización anual hasta el 25 por ciento.

Publicidad
Publicidad

TELEFONICA (TEF)TELEFONICA (TEF)

0,112,24 %
4,89

"España sigue siendo el mercado con más presión competitiva del grupo, pero se compensa con mayor fortaleza en el resto de los mercados clave del grupo. Además, las mayores eficiencias operativas compensan la presión inflacionista en costes. Asimismo, a nivel reportado, la apreciación del real brasileño (el 17,2 por ciento en el trimestre) contribuye a un crecimiento reportado de ingresos del 18,1 por ciento en Brasil", escribe Elena Fernández-Trapella, analista de Bankinter.

Según esta experta, los resultados sitúan al grupo en posición para cumplir, incluso superar ligeramente, los objetivos del año.

"Tras una subida importante en bolsa en el año reflejando la finalización de las compras de espectro y los derechos de fútbol en España a precios razonables, así como un entorno competitivo más pacificado, creemos que los catalizadores disminuyen, pero una rentabilidad por dividendo del 6,4 por ciento sigue manteniendo el atractivo del valor en el contexto actual de mercado", añade esta especialista, que ha elevado su recomendación desde neutral a comprar tras conocer los números de Telefónica.

Por su parte, Iván San Félix, de Renta 4, también es positivo. "Los resultados demuestran que Telefónica está gestionando eficientemente las subidas de costes. Destacamos las buenas perspectivas de cara a superar los objetivos de la guía para 2022. En España, los márgenes deberían ir mejorando tras la subida de las tarifas en febrero". 

Publicidad

Los resultados de Telefónica gustan a los analistas

También tras conocerse los resultados han confirmado su recomendación de sobreponderar Fernando Cordero (Banco Santander); Juan Peña (GVC Gaesco) e Ignacio Arce (Bestinver), entre otros.

Uno de los motivos esgrimidos por Banco Sabadell para confirmar también su recomendación de compra reside en el hecho de que el mercado acogerá positivamente los resultados aunque el valor ha caído un 3 por ciento desde que tocó los 5 euros el pasado 14 de abril.

Si bien, no hay que olvidar la fuerte subida de las valoraciones que se ha producido por la escalada del valor, lo que se nota en el escaso potencial de revalorización que le queda a la compañía.

En concreto, el precio objetivo de las acciones de la empresa se sitúa en los 4,89 euros, a muy poca distancia de los 4,82 euros que marcan las acciones de Telefónica tras el último arreón. Esto limita el potencial de retorno a un escaso 1,5 por ciento.

Publicidad

Ante esta situación, se aprecia división en el consenso de mercado en cuanto a la recomendación de compra sobre la acción.

Así, el 35,3 por ciento de los analistas recomienda comprar, por un 50 por ciento que prefiere mantener y un 14,7 por ciento que optaría por vender.

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Facebook | Linkedin | Flipboard. También en su app de mensajería: Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de