Repsol deja atrás la pandemia con un beneficio de 2.499M€

Repsol deja atrás las pérdidas de 2019 y 2020 con un beneficio de 2.499 millones de euros

Repsol ganó 2.499 millones de euros en 2021, batiendo todas las expectativas puestas en su buen desempeño y dejando atrás los malos resultados cosechados en 2020, año en que la empresa perdió 3.289 millones de euros por las provisiones para hacer frente al Covid-19 y por las caídas del crudo.

En la presentación de sus resultados remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores en la mañana del jueves, antes de la apertura de la bolsa, la compañía dirigida por Josu Jon Imaz aseguraba que estos son los mejores resultados de Repsol en la última década.

Publicidad

La generación de caja operativa del grupo petrolero durante el año 2021 ascendió a 5.453 millones de euros, siendo 2.256 millones de euros superior al mismo periodo de 2020, mientras que el flujo de caja libre ascendió a 2.839 millones, 860 millones de euros por encima del registro conseguido durante el mismo periodo del año pasado.

La deuda neta de Repsol al cierre de 2021, mientras tanto, se situó en 5.762 millones de euros, lo que implica una reducción de 1.016 millones de euros respecto al cierre del 2020.

Repsol afronta el pago de un 5% de dividendo

Las previsiones de resultados esperaban que la petrolera española ofreciera este jueves sus mejores cifras desde 2018, cuando ganó 2.341 millones de euros, pero para encontrar mejores números que los anunciados durante esta mañana hay que remontarse a 2008, año en que el resultado neto se situó en 2.711 millones de euros.

Por aquel entonces, Repsol decidió que las buenas cifras conseguidas permitían un aumento del dividendo bruto por acción hasta el 5 por ciento, lo que se tradujo en un pago de 1,05 por título de la compañía.

Publicidad
Publicidad

La empresa ha replicado ahora esta medida, ratificando con sus buenos resultados la propuesta de aumento del dividendo en un 5 por ciento realizada el pasado octubre, que tendrá que ser aprobada en la Junta General de Accionistas.

Este aumento del dividendo se traducirá en esta ocasión en un pago de 0,63 por acción, al que acompañará la amortización de 75 millones de acciones con la que la empresa persigue remunerar adicionalmente a sus accionistas.

El petróleo impulsa las cifras de la compañía

Si en 2020 Repsol fue víctima del desplome de los precios en el barril de petróleo, las buenas cifras registradas por la compañía en 2021 sin duda pueden entenderse gracias al repunte de los mismos a lo largo del año.

El precio acumulado de realización del crudo de Repsol a fecha del 31 de diciembre de 2021 fue de 62,7 dólares por barril, lo que supone un incremento del 66,3 por ciento respecto a los 37,7 registrados en 2020.

El negocio de exploración y producción de la compañía le reportó 1.687 millones de euros en ingresos durante 2021, muy por encima de los 542 millones de euros alcanzados en el área comercial y de renovables.

Publicidad

Los inversores prestarán especial atención, por tanto, a cualquier mención que Josu Jon Imaz pueda hacer este jueves, durante la conferencia que se celebra junto a los accionistas, a las perspectivas del grupo en este último sector, puesto que el mercado ha especulado ampliamente con que 2022 sea el año en que Repsol venda su división de energías renovables, o una parte de ella.

Las perspectivas de cotización de Repsol siguen siendo positivas

A falta de visualizar si el mercado reacciona a los buenos resultados con una venta de títulos con la que capitalizar el sentimiento positivo respecto a la compañía, el buen rendimiento bursátil de Repsol en 2022 sigue por buen camino.

El mercado anticipó ayer los buenos resultados presentados por la compañía este jueves, regalándole un aumento del 2,65 por ciento que dejó sus títulos en 11,93 euros.

A ojos del consenso de analistas, el precio objetivo de las acciones de la empresa a 12 meses vista es de 12,93 euros, lo que proporciona un potencial de retorno del 8,4 por ciento respecto a su precio de cierre del miércoles.

Publicidad

La confianza del mercado en la compañía española es generalizada, al contar 22 recomendaciones de compra y tan solo 2 de venta, mientras que 12 expertos se mantienen neutrales.

Una de las gestoras que refrendó recientemente sus buenas perspectivas para Repsol es GVC Gaesco, que en su paso por el podcast de finanzas.com explicaba que la empresa estuvo excesivamente penalizada durante la pandemia, alabando la política "estructurada" de pago de dividendos planteada sobre la base de estos buenos resultados.

En portada
Publicidad
Noticias de