Meliá entra en política, pero preocupa su apalancamiento

El mercado reacciona con entusiasmo a los resultados de Meliá, que se multiplican a pesar de una deuda creciente a mayores costes. La defensa de una gran coalición PP-PSOE le sale gratis en bolsa

La familia Escarrer expresó el lunes sin excesivos tapujos sus preferencias sobre la formación de un nuevo gobierno en España. El consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer, llamó a un gran pacto ‘a la alemana’.

Publicidad

Es decir que Partido Popular (PP) –ganador de las elecciones generales del 23J— y el PSOE acuerden una coalición bipartita para no depender de los extremos.

Deberían “abordar la gobernabilidad de forma conjunta”, específico durante la presentación de los resultados de la hotelera del IBEX 35 atribuidos hasta junio.

“Los dos partidos deberían hacer un acto de concesión”, a juicio de Escarrer para asegurar la “estabilidad” política.

Como cada vez que habla un CEO de una IBEX 35, el mercado analiza tanto lo que dice como lo que se infiere de lo que se calla. Y el martes no fue una excepción.

Al hacer esas afirmaciones algunos operadores interpretaron que Meliá espera inestabilidad política como resultado de cualquier otra fórmula que acabe en una investidura. 

Y administraciones endebles podrían suponer un problema para el valor cuando vienen mal dadas. Meliá recibió ayudas públicas directas de 30 millones de euros del erario durante la pandemia de Covid-19.

Publicidad
Publicidad

Ese apunte se percibió en los resultados del segundo trimestre de 2022, según pudo contrastar finanzas.com en documentación oficial.

Insaciables de ayudas públicas

Escarrer, además, pidió más ayudas para el sector, aunque los datos –sus propios resultados, por ejemplo— delatan que estamos en la temporada turísticas más cara de la historia para el consumidor español.

Tanto es así, que Meliá pudo satisfacer al mercado con unos resultados mejor de lo esperado gracias a un incremento de las tarifas del +30 por ciento tomando como punto de comparación la temporada alta de 2019.

Publicidad

El margen mejora frente a los niveles pre-covid (+140 pb vs 2019 hasta el 27,4 por ciento) a pesar de que los costes suben por la espiral inflacionista y por la presión de unos alquileres también más caros.

Y la tónica seguirá así. Los analistas de Banco Sabadell consultados por finanzas.com el martes no aprecian “ningún indicio” de ralentización.

El problema de Meliá no está ni en la visibilidad de su negocio ni en las incursiones políticas de su CEO, sino en su apalancamiento.

“Mantenemos cierta cautela debido al alto apalancamiento de la empresa y la poca visibilidad sobre el momento de las enajenaciones de activos”, explica Jaina Mistry, la analista que sigue el valor en Jefferies, a este diario.

Publicidad

De hecho, su casa es la más sosegada y decidió que su recomendación seguiría en “mantener”. Banco Sabadell y Bankinter optaron por “comprar” tras leer las cuentas entregadas el lunes. Lo mismo que Renta 4. 

Un margen que lo salva todo

Bankinter, aunque expresa su confianza en Meliá, también pone la proa “a la mayor deuda y a los mayores costes de financiación”.

En su nota a clientes de banca privada remitida el martes remarca como un hito que el beneficio neto (42,5 millones) crezca el +18 por ciento sobre el 2019 a pesar del apalancamiento.

El margen sirve de red de seguridad.Mientras la demanda acompañe, no habrá problemas vienen a sugerir los analistas de María Dolores Dancausa. Por tanto, las alertas están colocadas en esa variable.

El idílico año turístico que acompaña al negocio de las IBEX 35 expuestas al sector endulza el momento y camufla los problemas.

Meliá es la mejor del índice referente de la bolsa española. En lo que va de año (YTD) crece un +45 por ciento, aunque capitaliza (1.472 millones, la menor del IBEX 35) una décima parte del valor de International Consolidated Airlines Group (IAG) y 29 veces menos que Amadeus.

Política sin espantar a la bolsa

Los resultados fueron recibidos con subidas intradía del +2,8 por ciento en la sesión del martes. Escarrer pudo, por tanto, colocar su mensaje político abiertamente sin espantar a la bolsa. Es algo que no suele pasar.

De hecho, las otras 34 empresas del IBEX están de acuerdo con él. En off-the-record no son pocas las que cuentan que preferirían una gran coalición entre el PP y el PSOE.

Quién sabe si, ahora que el hielo está roto, empiezan a pronunciarse abiertamente.

Por ahora, van de tímidas ya que la estadística anota penalizaciones cada vez que hay manifestaciones públicas sobre preferencias políticas.

Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Whatsapp | Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de