Grifols toca mínimos de cuatro años tras unos resultados preocupantes

El crecimiento de las ventas a tipo constante de Grifols y el margen ebitda inquieta al mercado

Las acciones de Grifols llegaron a caer alrededor del 7,5% y tocaron mínimos de cuatro años tras la presentación de resultados. La farmacéutica anunció unas cifras ligeramente por debajo del consenso y generó dudas respecto a la evolución del negocio en los próximos meses.

La compañía, que presentó recientemente un ensayo anti Covid-19, cerró el año de la pandemia con un beneficio neto de 618,5 millones de euros, el 1% menos que en 2019. La cifra quedó ligeramente por debajo de los 634 millones que esperaba el consenso de analistas de Bloomberg.

Publicidad

El impacto del coronavirus se dejó notar en el crecimiento de las ventas a tipos de cambio constante y en el deterioro del margen ebitda, aún cuando el grupo puso en marcha un plan para contener los gastos operativos.

Además, Grifols cifró en el 15% el impacto del coronavirus en el suministro de plasma, aunque avanzó que en 2021 espera un “crecimiento significativo” de los niveles de aprovisionamiento gracias a las vacunas y a la disminución de las restricciones a la movilidad.

Publicidad

La valoración de los analistas sobre Grifols

  • Ventas. Alcanzaron los 1.309 millones de euros en el trimestre, lo que representa una caída del 3,8% respecto al mismo trimestre de 2019. A tipos de cambio constante, el avance es solo del 1,9%, frente al 7,6% de subida que registró esta variable hasta septiembre.
  • En este sentido, los analistas de Citi hablan de “drástica desaceleración” en la división de Biociencia. Esto sucede a pesar del poder de fijar precios que tiene Grifols, lo que refleja el impacto de las restricciones en el suministro de plasma.
  • Alineados con este mismo argumento, los analistas de Bankinter califican como negativa “la incertidumbre que supone la brusca desaceleración del crecimiento de ventas a tipo de cambio constante”.  
  • Márgenes. El margen sobre el ebitda alcanzó en el cuarto trimestre el 26%, un punto porcentual menos que en el cuatro trimestre de 2019. A juicio de Bankinter, “el aumento del coste de recogida de plasma se ha consolidado e impactará negativamente sobre los márgenes a futuro”.
  • Por el contrario, en Renta 4 Banco apuntan que el margen del 26% está en línea con su previsión y consideran una buena noticia que el margen bruto alcanzase en el cuarto trimestre el 45,1%, por encima del 42,4 que estimaba el consenso. Su visión sigue siendo optimista.

Estas son las principales variables que provocaron una cierta inquietud en el mercado. De hecho, algunas casas de análisis pusieron en tela de juicio la evolución a futuro de la compañía.

  • Debido a las interrupciones en el suministro de plasma, en Citi por ejemplo consideran que hay “riesgos a la baja” en los pronósticos de consenso para el ebitda, donde el mercado estima una tasa de crecimiento acumuada del ebitda del 10% para el periodo 2020-2025.
  • Además, como observan en Bankinter, tampoco ayuda el hecho de que los inversores estén rotando sus carteras hacia compañías de crecimiento, en detrimento de las empresas de valor, como es el caso de Grifols.
  • Por el contrario, en Renta 4 Banco siguen teniendo una visión más positiva. “El castigo es excesivo”, dice Ana Gómez, analista de la entidad. A su juicio, lo que ha pasado es algo transitorio, puntal y acotado al Covid-19. Con una visión de medio plazo, “es un valor que hay que tener y pocas veces está a estos niveles para poder incorporar la acción a las carteras”, remacha.
En portada
Publicidad
Noticias de