El caso Villarejo arrastra a Iberdrola hasta su peor año en una década

La imputación de Sánchez Galán en el caso Villarejo pone la guinda a un año negro en bolsa para Iberdrola que solo puede comparar con el 2012

Las acciones de Iberdrola pierden alrededor del 12 por ciento en el último año y se dirigen a firmar el peor ejercicio en bolsa en casi una década.

Habría que remontarse hasta 2012 para ver un comportamiento bursátil tan pobre en la eléctrica, que ha pagado con creces la imputación de su presidente, Ignacio Sánchez Galán, en el caso Villarejo.

Publicidad

Es cierto que hubo otros factores negativos, como la incertidumbre regulatoria por el hachazo a las remuneraciones de las eléctricas, pero las fuentes consultadas por finanzas.com insisten en que el ruido generado por el excomisario es uno de los elementos más negativos para Iberdrola.

De hecho, el caso Villarejo tumbó la compra de la compañía estadounidense PNM Resources, que estaba llamada a ser la mayor adquisición internacional de Iberdrola. E incluso puso en solfa el plan estratégico de la eléctrica.

Los presuntos encargos que Iberdrola realizó a la empresa Cenyt, vinculada a Villarejo, sentarán a Sánchez Galán ante el juez como imputado a partir del próximo 18 de enero, según informó Economía Digital.

Es el escenario que el directivo trató de evitar a toda costa.

Publicidad
Publicidad

La conducta de Sánchez Galán, un lastre para Iberdrola

El rechazo a la compra de PNM Resources puso la guinda a un año aciago para la eléctrica. Es cierto que Iberdrola puede recurrir la decisión ante el Tribunal Supremo de Nuevo México, pero el daño ya está hecho. Y tampoco hay mucho margen para la eléctrica.

“Algunas de las preocupaciones expresadas por el comisionado en relación con temas de conducta están fuera del control de la gerencia. Nos referimos a la audiencia en un tribunal español que involucrará al presidente el 18 de enero en relación con las cuestiones de conducta”, dijeron los analistas de Barclays.

No se puede negar que los cambios regulatorios han tenido un impacto sobre todo el sector. Sin embargo, un factor que “ha afectado negativamente es la imputación de Galán en el caso Villarejo”, coincidió Manuel Pinto, analista de XTB.

El ruido externo de la imputación de Galán es un factor importante porque la empresa no solo está llevando inversiones en los Estados Unidos, sino en otros países como Australia, recordó Pinto.  

Por otro lado, esta “incertidumbre reputacional” podría afectar a la presencia de Iberdrola en las carteras ESG, añadieron los analistas de Bankinter.

Publicidad

Como ya informó finanzas.com incluso antes de que se produjera el rechazo a la compra de PNM Resources, el caso Villarejo obstaculizaba el crecimiento de Iberdrola en los Estados Unidos. Los vínculos con el excomisario son una losa demasiado pesada.

IBERDROLA (IBE)IBERDROLA (IBE)

0,020,18 %
11,31

Ligera recuperación tras frenarse el hachazo a las eléctricas

El traspiés bursátil de Iberdrola podría haber sido mucho más grande en caso de que el Gobierno hubiese decidido seguir adelante con el hachazo a los beneficios de las eléctricas.

Pero el cambio en el discurso del Ejecutivo con las tarifas, que se conoció a mediados de octubre, hizo que los inversores suavizaran la presión bajista.

Publicidad

La eléctrica pudo reiterar su guía de beneficios ante la evidencia de que el impacto regulatorio iba a ser menor que lo esperado.

No obstante, Iberdrola ya llegaba tarde para dar la vuelta al año bursátil, pues la eléctrica acumulaba un castigo a finales de octubre del 26 por ciento, con todos los problemas regulatorios y el ruido generado por el caso Villarejo.

“No es el socio adecuado en este momento crítico de nuestra transición energética", dijo Stephen Fischmann, presidente de la comisión que rechazó la compra de PNM Resources.

Es normal que los reguladores hagan comentarios antes de una gran operación. Pero lo que resulta absolutamente excepcional es que se refieran al perfil de la empresa compradora en sus comentarios, insisten las fuentes consultadas.

Opciones de rebote para Iberdrola

Las fuentes consultadas explicaron que la eléctrica encara 2022 con algunas opciones de rebote, ya que sus perspectivas técnicas no son tan malas como las fundamentales.

Tras las grandes caídas de agosto y septiembre, que llevaron la cotización hasta los 8,6 euros, se ha visto una recuperación de la cotización.

Publicidad

De esta forma, “la tendencia bajista desde finales de octubre ya se ha roto al alza con la superación de los 10 euros por acción”, dijo Pinto.

Así, la acción está dejando una proyección para llegar a los primeros niveles de resistencia en el entorno de los 10,35 euros, que es el objetivo hacia el que apunta Iberdrola.

Y superada esta zona, tendría en el punto de mira los 11 euros, añadió el experto de XTB.

En portada
Publicidad
Noticias de