La banca diseña hipotecas a medida

Para ofrecer las mejores condiciones en el mercado hipotecario ya no basta con rebajar los diferenciales. Las entidades se adaptan cada vez más a los perfiles de sus potenciales clientes

¿Qué_hago_con_mi_depósito_una_vez_que_he_vuelto_de_las_vacaciones?_0

En un mundo de tipos cero, la hipoteca se han convertido en la reina. Las entidades españolas están redoblando sus esfuerzos por ofrecer mejores condiciones de financiación que sus competidores a clientes solventes a cambio de una fuerte vinculación. 

Este esfuerzo se ha redoblado con el diseño de «un traje a medida» para los futuros hipotecados. La hipoteca de Santander, por ejemplo, parte de un diferencial del 0,89 por ciento, siguiendo el movimiento de BBVA, pero si solicita el 50 por ciento o menos del valor de transacción o de compraventa ese diferencial se reduce al 0,79 por ciento. «No es una cuestión de solvencia. Cada cliente es diferente e intentamos adaptar la oferta a las características de cada operación», señalan desde el Santander. Es decir, las condiciones se aplican si el cliente cuenta con unos ingresos de más de 1.200 euros o menos. María Valero, experta de iAhorro, explica que estas ofertas vienen relacionadas con la mejora del mercado inmobiliario: «Se reaviva al sector, los precios vuelven a subir y el negocio de las hipotecas comienza a ser de nuevo interesante, especialmente desde la irrupción de la hipoteca a tipo fijo que ya representa el 38 por ciento de las hipotecas que se firman».

Lo que la banca no cuenta en las hipotecas a tipo fijo

Enrique Benavides, gerente de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), señala que la «mayoría de los préstamos son un traje a medida para los clientes, pues se tienen en cuenta las características individuales de las necesidades de financiación y la solvencia de cada persona». 

De hecho, esta fortaleza financiera es la carta de presentación del cliente hipotecario con la que puede obtener mejores condiciones de financiación, sobre todo, en las hipotecas vinculadas, que rebajan el diferencial de acuerdo con los contratos que firmen con la entidad. Valero recuerda que entre los factores más comunes para conseguir un recorte de los diferenciales se encuentran «la nómina, por encima de los 2.000 ó 3.000 euros entre todos los titulares», pero también los seguros, domiciliación de recibos o planes de pensiones. No obstante, Benavides cree que todavía hay margen para la negociación entre el cliente y entidad: «La importante competencia en el mercado hace que esté muy igualado. Las condiciones que consiga el cliente y el margen de negociación de las mismas dependerá de su vinculación, capacidad financiera y fidelidad». Este interés por conceder hipotecas hace que muchas entidades bancarias estén dispuestas a rebajar los diferenciales con los que parten para alcanzar el mínimo que ofrecen a clientes con un bajo nivel de riesgo. Desde Santander reiteran que esta distinción tiene como fin «adaptar su oferta para ofrecer un servicio competitivo, personalizado y justo para el cliente» ya que no todas las operaciones son iguales e intentamos adaptarnos a las características de los mismos.
Al menos siete entidades tienen hipotecas con un diferencial por debajo del 1 por ciento. BBVA, Liberbank y Santander son los más rompedores, con un 0,89 por ciento, Kutxabank y Abanca, con un 0,90 por ciento, mientras que con Openbank el diferencial sube hasta el 0,99 por ciento. En cuanto a las hipotecas a tipo fijo, las más atractivas son la de Openbank, con un TAE del 2,37 por ciento a 20 años; le sigue Abanca, con un TAE del 2,39 por ciento también a 20 años y Kutxabank, que eleva ya el tipo hasta el 2,50 por ciento. 

Futuro

La fuerte competencia que existe entre las entidades podría hacer que haya más rebajas en los diferenciales, algo que no descarta Benavides como fruto de una fuerte actividad para captar nuevos clientes. «Históricamente han llegado a estar más bajos» ha insistido. Valero, por su parte, cree que la frenética actividad del mercado inmobiliario «junto a que el Banco Central Europeo (BCE) retrasará la subida de tipos hasta mediados de 2019 hace pensar que la guerra hipotecaria continuará». Es decir, las entidades seguirán perfilando una oferta cada vez más atractiva en lo que a diferenciales se refiere.

Amortizar hipoteca, la operación más rentable

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.