Un preparador de boxeo lideraba una célula yihadista con orden de atentar

Agentes de la Comisaría General de Información y de la Brigada de la misma especialidad de San Sebastián detivieron ayer en la capital guipuzcoana a E.M.K.Y., un marroquí de 26 años, que llegó a España hace seis, como máximo responsable de una célula de captación y envío de yihadistas a Turquía. Vivía en una habitación alquilada de una vivienda del barrio de Intxaurrondo y trabajaba como preparador de boxeadores para una asociación dedicada a la integración social, sobre todo de inmigrantes. Aprovechaba esa circunstancia para reclutar a jóvenes en riesgo de exclusión social, por tanto fácilmente influenciables y emocionalmente inestables. Es decir, lo que se conoce coloquialmente como «carne de cañón».

El arrestado había practicado boxeo en el proyecto Salam Boxing Team, puesto en marcha en 2013 por la asociación Kolore Guztiak, que dispone de varios pisos en convenio con la Diputación de Guipúzcoa para acompañar a los chicos en su proceso de emancipación. Los dos muyahidines más próximos al ahora detenido fueron enviados a la frontera turca con ese país donde recibieron órdenes para perpetrar atentados en Europa. Ambos fueron detenidos en noviembre pasado, uno en Francia y otro en Marruecos.

La operación, en la que han participado el CNI y la DGST de Marruecos, es significativa por la extrema peligrosidad de los individuos captados por el detenido en San Sebastián, un sujeto integrado en la estructura operativa de Daesh desde 2010, cuando apenas tenía 20 años. Su militancia en la organización terrorista quedó acreditada por su actividad en las redes sociales, en las que realizaba un «llamamiento a hacer la yihad».

Cinco meses

Hay un ejemplo que ilustra a las claras la forma de actuar del líder de la célula. Comenzó a compartir piso con uno de los integrantes del grupo de deportistas que preparaba y que hasta ese momento no se le conocía comportamiento radical alguno. Cinco meses después de que comenzara esa convivencia esa persona comenzó a exhibir en las redes sociales contenidos vinculados a Estado Islámico, comenzando así una etapa de adoctrinamiento guiado por el entrenador.

El joven dejó de asistir a clases y limitó sus relaciones sociales al líder del grupo, que le dio instrucciones para que viajara a Turquía y le financió la estancia en ese país. Finalmente, fue arrestado en Marruecos el 28 de noviembre pasado con órdenes muy precisas de atentar en Francia.

Asimismo se pudo demostrar la conexión de estos dos sujetos con un tercer yihadista arrestado en Francia solo ocho días antes junto a seis personas más. La célula ya tenía fijada la fecha para cometer un ataque en el país.

Los investigadores han podido comprobar que el jefe del grupo y los otros dos individuos coincidieron en el tiempo en San Sebastián y entre ellos se daban soporte económico para sus actividades.

Estrasburgo, 20-XI-2016

El yihadista relacionado con el jefe de la célula de San Sebastián detenido por la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI) francesa en Estrasburgo el pasado 20 de noviembre junto a otros seis individuos esperaba una entrega de armas, según precisaron entonces medios de comunicación franceses. La célula ya tenía decidida la fecha para atentar, en plenas Navidades, por lo que se trató de una operación muy importante.

El comando estaba dirigido, según las mismas fuentes, desde Raqqa, ciudad en la que algunos de los terroristas podían haber sido adiestrados.

Seis de los arrrestados, parte de los cuáles fueron capturados en Marsella, no estaban fichados por las Fuerzas de Seguridad francesas, mientras que sobre el séptimo, un marroquí -al parecer era el que tenía relación con el detenido ayer en San Sebastián-, informó «un país socio».

Marruecos, 28-XI-2016

El tercer miembro de la célula de San Sebastián fue detenido el pasado 28 de noviembre, solo ocho días después que su compañero, en Marruecos. Este individuo fue arrestado al volver de Turquía con un «pendrive» en el que llevaba órdenes muy precisas para atentar en Francia que había recibido directamente de jefes de Daesh responsables de la campaña de ataques en Europa.

«Su misión era recoger en la frontera turca con Siria las instrucciones para hacérselas llegar a la célula desmantelada en Estrasburgo», señalaron fuentes del Gobierno de Rabat, que añadieron que «cuando este individuo supo que los servicios de Información galos habían hecho los arrestos cogió un vuelo desde Turquía hasta Marruecos, donde fue detenido nada más llegar».

Por tanto, el papel que jugaba este individuo era de enlace entre los responsables de Daesh y los terroristas que iban a perpetrar el atentado en Francia.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.