Un etarra llamó a la hija de su víctima: «Baja, han asesinado a tu padre»

- «Lo primero que recuerdo es el sonido de un cristal que se rompe. Me despierto y suena el teléfono...».

- «Descolgué yo y una voz que no he podido olvidar me dijo que bajase deprisa, que a mi padre le había pasado algo. Supe que había sufrido un atentado».

- «Cuando cogimos el coche, me dice Irene -Villa-: 'Mamá, ¿y si nos ponen una bomba a nosotros?' -una hora antes, el teniente del Ejército de Tierra Francisco Carballar Muñoz había sido asesinado a 200 metros de su casa, en Madrid-. Yo le contesté, 'anda, eso se lo ponen a la gente importante. Nosotras no somos nadie, vámonos al colegio'». Minutos después su coche explotaba dejándolas amputadas de por vida.

Carmen Imaz, hija del comandante Joaquín Imaz, asesinado por ETA el 26 de noviembre de 1977; Cristina Cuesta, hija del delegado de Telefónica Enrique Cuesta, asesinado el 26 de marzo de 1982 y María Jesús González, funcionaria y madre de Irene Villa tienen mucho en común. Las tres han sufrido en primera persona el terror de ETA.

Coincidiendo con el anuncio de disolución de la banda, ABC les acompaña en su día a día y revisita los lugares de sus atentados para para recordar su historia.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.