Un año sin Laura y Marina, asesinadas en Cuenca

Doce meses después del asesinato de las jóvenes amigas Laura del Hoyo y Marina Okarinska, las calles de Cuenca se han vuelto a inundar con sus fotos, en las que se pide «justicia» y «la pena máxima para su asesino».

Cuenca rendirá este sábado, 6 de agosto, homenaje a Laura y Marina, las jóvenes asesinadas, presuntamente, por Sergio Morate, el único investigado por este doble crimen que conmocionó a la ciudad, y a todo el país, hace ahora un año.

Morate sigue en la cárcel a la espera de juicio y Cuenca recuerda a las dos jóvenes y clama contra la violencia.

Una vez que las diligencias previas se transformaron en procedimiento del Tribunal del Jurado, el pasado mes de junio, se están presentando los escritos provisionales, que es el paso previo a la apertura de juicio oral, han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha.

Todavía no hay fecha para la celebración de ese juicio con jurado popular, en el que se sentará en el banquillo Sergio Morate, quien supuestamente mató a las dos amigas en su domicilio cuando las jóvenes fueron a su casa a recoger los enseres personales de una de ellas, Marina, expareja de Sergio.

Ocurrió el 6 de agosto y casi una semana después sus cadáveres aparecieron semienterrados en cal viva junto a una poza en el río Huécar, en la vecina localidad de Palomera.

Mosaico instalado en el Paseo del Huécar que recuerda a Marina y Laura
Mosaico instalado en el Paseo del Huécar que recuerda a Marina y Laura- ABC

«Esto nunca se olvida». «Ha sido uno de los peores crímenes que recuerdo en Cuenca, tan cruel, a dos chicas tan jóvenes», dicen algunos vecinos, que aseguran que acudirán este sábado al acto de homenaje organizado en el Paseo del Huécar, donde se descubrirá un memorial en su recuerdo.

Se trata de un mosaico de casi cuatro metros de diámetro similar al de «Imagine», el que existe en Central Park de Nueva York (Estados Unidos) en memoria de John Lennon.

Consta de más de 36.000 piezas en granito negro y mármol blanco, donde están inscritos los nombres de Laura y Marina, ha explicado Jesús Fernández, del Grupo empresarial Granero.

Con un mensaje principal en el que se puede leer «Paz», está ubicado muy cerca del Auditorio, en una zona muy transitada que conduce, a pie, hasta las Casas Colgadas.

Este grupo empresarial ha donado, también, dos bancos y un monolito en el que se lee: «En recuerdo a Laura del Hoyo y Marina Okarinska y en homenaje a todas las víctimas de violencia. Que este lugar sirva para visualizar, recordar y honrar la memoria de las víctimas y sensibilizar a la población contra esta lacra social».

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.