Sniace cotiza ya en Bolsa aunque la CNMV alerta de su viabilidad y riesgos

Dos años y medio después de suspender la cotización de las acciones de Sniace, al solicitar concurso voluntario de acreedores, la CNMV dio ayer el visto bueno a que los títulos de la compañía cántabra vuelvan a negociar en Bolsa.

Ahora bien, la Comisión Nacional del Mercado de Valores ha advertido a los inversores sobre la especial situación de la compañía, su viabilidad futura y los riesgos e incertidumbres asociados a su estado patrimonial y de liquidez.

El levantamiento de la suspensión cautelar de negociación de Sniace tendrá efecto este martes, 22 de marzo, jornada en la que volverán a cotizar los títulos de la sociedad, a partir de las 8.30 horas y a 0,19 euros, el mismo valor que tenían en septiembre de 2013, cuando la empresa -dedicada a la producción de celulosa- solicitó el concurso de acreedores con una deuda de 150 millones de euros y mandó al paro a sus 533 trabajadores.

Pese a la autorización, el organismo que preside Elvira Rodríguez ha llamado la atención sobre la información contenida en el documento de registro inscrito en el regulador bursátil por la empresa, así como en los últimos hechos relevantes remitidos. Se refiere en concreto al plan de pagos presentado por Sniace, así como la situación financiera y patrimonial actual de la compañía y su grupo y las perspectivas futuras recogidas en el plan de viabilidad correspondientes a los próximos dos ejercicios.

Y entre los posibles riesgos a los que se enfrenta la empresa, la CNMV señala la posibilidad de liquidación, la no obtención de los fondos necesarios para la viabilidad del grupo, la no materialización de los acuerdos con determinados acreedores para la reestructuración de la deuda concursal, el incumplimiento del plan de viabilidad y su situación patrimonial. Y también se refiere a la ampliación de capital de Sniace, aprobada por su junta general de accionistas el pasado 30 de junio por un importe máximo de 15,59 millones de euros para su viabilidad. Esta operación se podrá solicitar de manera formal cuando las acciones hayan cotizado un mínimo de 15 días.

Por otro lado, la Sala de lo Social del Tribunal Supremo ha fijado para el 18 de mayo la decisión sobre la posible reversión del despido de los trabajadores de la factoría que, si es favorable a las peticiones de empresa y comité, permitiría convertir el expediente de extinción de empleo en uno de regulación, con la reincorporación de los operarios a la planta de Torrelavega.










Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.