Séptima sesión al alza y por encima de los 9.300 puntos

El Ibex-35 encadenó su séptima sesión consecutiva de ascensos con una revalorización del 1,58%, para dar un último cambio en los 9.331 puntos, su nivel más alto desde el 27 de abril. En su mejor secuencia desde principios de año, ha pasado de los 8.600 a superar los 9.300 puntos, lo que implica un avance de más del 7,5%. 

bolsa

El selectivo español comenzaba la sesión flojo, pero pronto comenzó a coger fuerza para instalarse cómodamente sobre los 9.250 puntos, para, en la recta final, a partir de la apertura de la Bolsa de Nueva York, superar los 9.300 puntos, algo que no ocurría desde el 27 de abril. Al cierre, daba último cambio en los 9.331,30 puntos, a sólo cuatro puntos de los máximos del año que marcaba el 5 de enero en los 9.335,20 puntos, lo que supone un avance del 1,58%. Séptima sesión consecutiva de ascensos para el selectivo español, por tanto. Se trata de la secuencia más larga de ascensos desde la registrada entre finales de febrero y principios de marzo de este año, en que también logró encadenar siete días seguidos de subidas. Con ello, el índice ya sólo cae un 2,25% en el año. 

Europa recibía el impulso de Wall Street, donde todos los índices ganaban posiciones: el Nasdaq ganaba un 1,20%, mientras que el S&P 500 y el Dow Jones se anotaban cerca de medio punto porcentual, para marcar máximos. Aunque parece que el verdadero motor del día fue el Ftse Mib de Milán, que fue el índice más rentable del día, con una subida del 2,5%, con el fuerte ascenso de Mediaset Italia, que se disparó casi un 32%, ante el creciente interés de Vivendi, mientras que Unicredito se anotó un 16%, después de presentar a la comunidad financiera su nuevo plan de negocio y de recapitalización por 13.000 millones de euros, cifra ya garantizada. Al índice italiano le siguió el español y, a continuación, el Ftse 100 británico, que subió un 1,13%. El Cac 40 francés se anotó un 0,91%, mientras que el Dax alemán ganó un 0,84%. El PSI-20 de Lisboa se quedó un poco atrás, al anotarse sólo un 0,26%. 

Si al selectivo le resta un 2,25% para entrar en positivo en el año, tanto el Cac 40 francés como el Dax alemán ya están en verde, con ganancias de un 3,60% y de un 5,04%, respectivamente. Al Eurostoxx 50 le falta menos de un punto porcentual para entrar en positivo. Las pérdidas más importantes son para el Ftse Mib de Milán, que se deja un 12,10% en el año, aunque ha llegado a perder el doble en su peor momento del ejercicio. Al final, el cierre del año no va a ser tan negativo y sólo quedan doce días de Bolsa. 

Mediaset, el mejor del Ibex-35; el peor, ArcelorMittal

Mediaset encabezó los ascensos del Ibex-35, con una revalorización de casi un 6%, contagiada por su matriz italiana. A continuación se colocó Acciona, que ganó un 5,5%. Después se colocó IAG, cuyo avance rozó el 3%, lo mismo que ocurrió en Gamesa, que rebotó tras ocho días seguidos de pérdidas. Red Eléctrica, Telefónica, Inditex, ACS, Ferrovial y Bankia fueron los otros valores que ganaron más de un 2%. Entre los grandes valores, destacaron también Iberdrola y BBVA, con subidas de alrededor de un 1,6%. 

En rojo, únicamente cuatro valores. ArcelorMittal fue el peor, con un descenso del 3,26%. Después se colocó Grifols, con un descenso del 1,04%. Indra, por su parte, perdió un 0,45%, mientras que el Popular se dejó un 0,20%. 

Entre los peores, pero en verde, Meliá y Amadeus fueron los únicos que no llegaron a subir medio punto porcentual. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Montebalito fue el valor que más ganó, con una revalorización del 14,10%. Después se colocó Dogi, con un avance del 8,88%. En rojo, sólo Baviera lo hizo peor que ArcelorMittal, al retroceder un 4,26%. 

Entrada de dinero en los bonos

La subida de las Bolsas se vio acompañada de entrada de dinero en el mercado de deuda. En todos los bonos europeos vimos caídas muy significativas en las rentabilidades. El interés de los títulos italianos a diez años bajó desde niveles del 2% hasta el 1,87%. El rendimiento de sus comparables españoles retrocedió desde el 1,50% hasta el 1,42%. El de los alemanes, desde el 0,40% hasta el 0,35%. Con ello, la prima de riesgo de España bajó hasta los 107 puntos básicos desde los 111 de la jornada anterior, y la de Italia se coloca poco por encima de los 150 puntos básicos, cuando en los días previos al referéndum había alcanzado los 190. 

Menor era la alegría en la deuda americana: su rendimiento se mantenía en el 2,47% el día antes de que la Reserva Federal vaya a, con toda probabilidad, subir el precio del dinero por primera vez en un año. El mercado espera que el próximo ejercicio haya otros dos o tres endurecimientos monetarios para, en 18 meses, situarse el precio del dinero en el entorno del 1,25%. Ésta es una de las razones por las que Wall Street sube: el incremento de los tipos de interés se observa como síntoma de que la economía americana se refuerza. 

En este entorno, el euro ganaba posiciones frente al billete verde, hasta colocarse en 1,0653 unidades. 

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, después de subir un 2,5% en la sesión anterior, se mantenía prácticamente plano en los 55,64 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, sí daba un nuevo tirón alcista: se anotaba un 0,55%, hasta los 53,12 dólares. 

El oro, por su parte, se dejaba un 0,29%, hasta los 1.158 dólares la onza.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.