Sentencia de 6 meses para uno de los atacantes de la Nochevieja de Colonia

Es la primera sentencia sobre los ataques a mujeres en la tristemente célebre Nochevieja de Colonia. Un refugiado marroquí solicitante de asilo de 23 años de edad ha sido condenado por un tribunal local a seis meses de prisión por el delito de robo. El fiscal ha probado que cerca de la media noche del 31 de diciembre le arrancó de las manos el teléfono móvil a una de las mujeres atacadas, que pudo reconocerle y pedir a dos agentes de policía que patrullaban junto a la estación central que le detuvieran. Además del teléfono, le fueron incautados 0,1 gramos de anfetaminas y documentación falsa. Se espera que esta misma tarde ingrese en prisión.

Otro refugiado marroquí y un tunecino pasarán también a lo largo del día de hoy por los tribunales, en todos los casos acusados de robo y sin cargos por abuso sexual. El los dos juicios que quedan por verse hoy, se trata del el robo de una cartera y la sustracción de una cámara fotográfica en el puente Hohenzollern, cercano también a la estación central de trenes.

Quedan al menos 75 sospechosos en proceso de investigación y según la Fiscalía de Colonia son en su mayoría solicitantes de asilo y hombres procedentes de Marruecos y Argelia que viven ilegalmente en Alemania. Hay además otros 14 sospechosos en prisión preventiva, sólo uno de ellos es investigado por delito sexual y el resto responderán solamente por delitos contra la propiedad.

Solamente en Colonia fueron presentadas un total de 1.076 denuncias por agresiones y abuso sexuales y entre las mujeres atacadas cunde la frustración. La Policía reconoce que la mayoría de los ataques quedarán sin castigo debido a que los atacantes actuaban en grupos de hasta cien hombres difícilmente identificables y las mujeres eran cercadas, manoseadas y robadas en medio de verdaderos tumultos, sin que pueda ser establecido cuáles de los hombres presentes en la plaza de la estación participaron activamente en los delitos.

A la entrada de los juzgados han protestado esta mañana mujeres completamente desnudas y que portaban pancartas en las que podía leerse: «¡Respetadnos! No somos presas, incluso aunque estemos desnudas».










Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.