Santos dice que la periodista española desaparecida no está secuestrada

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, afirmó el miércoles que la periodista española Salud Hernández-Mora, desaparecida desde el pasado fin de semana, «se fue a hacer un trabajo periodístico por su propia voluntad» con el Ejército de Liberación Nacional (ELN). Santos declaró al rotativo «El Tiempo» que «el ELN está esperando a ver cómo puede regresarla a la libertad y a su trabajo normal». El presidente atribuyó esta información a «fuentes creíbles». El Grupo Antisecuestro y Antiextorsión de la Policía ya sugirió el pasado martes que a Hernández-Mora no se la habían llevado «contra su voluntad».

El director de «El Tiempo», Fernando Murillo, afirmó por su parte que «sabemos que se dirigió a la vereda Filogringo, se trasladó desde la población de El Tarra sólo con la compañía de un mototaxista, al que le pagó y luego se quedó allá».

Junto al regreso de la reportera española, Colombia espera la pronta liberación de los dos periodistas del canal privado de televisión RCN, Diego D?Pablos y Carlos Melo, retenidos el lunes pasado mientras indagaban sobre la desaparición de Hernández-Mora. Al mismo tiempo, las críticas arrecian sobre el presidente Santos -tiene solo un 20% de popularidad-, quien, desde que fue reelegido en 2014 intenta firmar la paz con las guerrillas de las FARC y el ELN. El hecho de que Hernández-Mora, una de sus más férreas críticas, estuviera desaparecida le hacía un flaco favor al poner sobre el tapete un secreto a voces: la fragilidad del diálogo con el ELN, la segunda guerrilla del país.

En Colombia desde 1997

Hernández-Mora, curtida periodista, llegó desde España a Colombia en 1997 y se nacionalizó en 2002. Viajó hace una semana a la provincia de Norte de Santander, fronteriza con Venezuela, para cubrir lo que denunció una y otra vez en sus columnas en «El Tiempo»: el proceso de paz con el ELN y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) es una falacia, pues aún se mantienen en Colombia varias «repúblicas independientes» regidas por guerrilleros y delincuentes.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.