Rivera plantea formar gobiernos de coalición también en las autonomías

La dirección de Ciudadanos se marca como objetivo en el borrador de la ponencia política que debatirá en su próxima Asamblea «poder participar en gobiernos autonómicos», lo que supone una novedad respecto a lo que se ha mantenido hasta ahora, ya que en todas las regiones donde se apoyó la investidura del candidato de otro partido, como Andalucía, la formación naranja se ha mantenido en la oposición.

Así se plantea en el borrador de la Ponencia de Estrategia y Líneas de Actuación Política, uno de los tres documentos que se han preparado para la IV Asamblea General, el congreso que Ciudadanos celebrará el primer fin de semana de febrero. Las tres ponencias redactadas proponen una actualización de los estatutos del partido, su ideario y su estrategia para los próximos cuatro años. El pasado 10 de diciembre, los documentos fueron remitidos a los miembros del Consejo General, que este sábado se reúne para debatir su contenido, votarlo y aprobarlo. Dos días después, las ponencias se deberán enviar a las agrupaciones, que las estudiarán y podrán presentar enmiendas.

Dicho borrador, al que ha tenido acceso Europa Press, analiza la situación de Ciudadanos en los ámbitos local, autonómico, nacional y europeo y los objetivos a alcanzar. Así, indica que el partido debe consolidarse en aquellos municipios y comunidades donde ya tiene representación institucional y obtenerla allí donde no la tiene, mejorando para ello su estructura orgánica y su organización para poder continuar con la expansión territorial.

La cúpula de Ciudadanos incide en que hay que transmitir la idea de que, gracias a los pactos de investidura firmados con otros partidos, votar a C's significa estabilidad pero, sobre todo, cambios y reformas. El objetivo final en las comunidades es «poder participar en gobiernos autonómicos», destaca. Esto supone una novedad respecto a lo que se ha mantenido hasta ahora, ya que en todas las regiones donde se apoyó la investidura del candidato de otro partido ?Andalucía, Madrid, Castilla y León, Murcia y La Rioja?, C's se ha mantenido en la oposición.

En cuanto a los ayuntamientos, el texto dice que hay que estar «preparado para convertirse en un partido de gobierno» en aquellos municipios donde los resultados de las elecciones municipales de 2019 así lo permitan.

Imponer reformas

A nivel nacional, el documento apuesta por que en los próximos años el papel del partido sea imponer reformas a PP y PSOE a cambio de ofrecer estabilidad institucional, diferenciándose tanto de estas fuerzas políticas como de Podemos y de los partidos independentistas y con la vista puesta en poder gobernar España «en un futuro cercano».

«Nuestro objetivo tiene que ser demostrar nuestra capacidad para imponer cambios y reformas a los viejos partidos a cambio de que exista la estabilidad que reclaman los españoles», dice el borrador.

La cúpula de la formación naranja quiere convertir su labor en el Congreso de los Diputados en la «punta de lanza» de la acción política de C's, ejerciendo «una oposición férrea y constructiva» con el objetivo de «mejorar la vida de los ciudadanos y el futuro del país».

«Tenemos que trabajar en nuestras propuestas para mejorar España y comunicarlas a quienes nos votaron y a los que podrían hacerlo en un futuro», dice el borrador, que apunta también que «en un futuro cercano, en el momento en el que se den las circunstancias adecuadas, Ciudadanos deberá afrontar la «responsabilidad de gobernar España».

Consolidación institucional

En el congreso de febrero, el partido naranja adaptará su organización interna, su acción política y sus valores a su realidad actual, que es muy distinta a la de 2011 ?el año de la anterior Asamblea General?, cuando tenía unos 1.500 afiliados, 56 agrupaciones y tres diputados en el Parlamento catalán.

Hace cinco años, la meta que se marcó Ciudadanos fue formar grupo parlamentario propio en el Parlamento de Cataluña (pasar de tres a cinco diputados) y aumentar la representación municipal. Ahora es la cuarta fuerza política en el Congreso, tiene representación en el Senado y el Parlamento Europeo y cuenta con 93 diputados en doce Cámaras autonómicas y más de 1.500 concejales en 750 ayuntamientos.

Por eso, la dirección de C's considera que, tras una primera etapa de crecimiento, expansión territorial y proyección política, se ha iniciado una segunda fase, marcada por la consolidación orgánica e institucional, en la que el partido es «decisivo», condiciona las políticas del país y debe ser una alternativa de gobierno.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.