¿Qué tiene Lingotes Especiales que no hay quien lo pare?

La compañía vallisoletana especializada en la fabricación de los discos de freno que lleva uno de cada diez coches en Europa se ha convertido en el valor más rentable de la bolsa española. 

Exterior de la factoría de Lingotes Especiales de la carretera de Fuensaldaña

Lingotes Especiales se ha convertido en la compañía más rentable de la bolsa española este ejercicio, con una revalorización del 60 por ciento, tras anotarse alrededor de un 125 por ciento el año pasado y ganar entre un 25 y un 35 por ciento los dos ejercicios anteriores, lo que implica que ha pasado de cambiarse por poco más de 2 euros por acción a superar los 13 euros. Es una compañía un poco abandonada por la comunidad de analistas: ninguno la sigue al menos de manera pública, de acuerdo con los registros de Bloomberg, por lo que el inversor particular y los propios gestores disponen de muy poca información sobre la empresa. Quizás por su escaso tamaño, de apenas 135 millones de euros, y porque diariamente negocia poco: de media, de acuerdo con Infobolsa, poco más de 15.000 títulos diarios, lo que viene a suponer, a precios actuales, alrededor de 200.000 euros. Esta escasa liquidez supone, a priori, un inconveniente para los fondos de inversión, dice Ricardo Torrella, de Gesinter, de gestión más activa, puesto que se corre el riesgo de no poder deshacer la posición cuando se quiera, lo que implica no sólo eso sino, posiblemente, tener que hacerlo en otros valores más líquidos y que en ese momento gusten más. 

De acuerdo con este experto, lo más seguro es que en el valor hayan entrado sobre todo fondos de inversión más 'value', que tienen menos necesidad de que los valores sean líquidos. En todo caso, Torrella reconoce que la compañía opera en un sector que va muy bien: Lingotes Especiales es una compañía que fabrica discos de freno para las empresas automovilísticas y las ventas de coches en Europa no dejan de crecer. Según destaca José María Díaz Vallejo, de Magallanes, aunque su capitalización bursátil es de poco más de 130 millones de euros, tiene el 15 por ciento de cuota de mercado en Europa y en el mundo ronda el 3 por ciento. En otras palabras, Lingotes Especiales monta sus discos de freno en uno de cada diez coches que ruedan por Europa. Ocupa a 426 trabajadores. 

Aunque sus bondades, para Díaz, que lo tiene en cartera, van más allá: «Se trata de un operador muy eficiente, con un rigurosísimo control de costes y una reputación de fabricante intachable». Además, el gestor de Magallanes señala que su capacidad productiva, su eficiencia y su fiabilidad le han permitido pasar los largos procesos de homologación a que los fabricantes de coches someten a sus proveedores. Su equipo directivo también es un aval, no sólo porque está centrado en la excelencia productiva, el control de costes y el fortalecimiento del balance. También porque sus intereses están totalmente alineados, dice Díaz, con los de los accionistas minoritarios. 

La compañía no tiene deuda, continúa Díaz, y está dando los primeros pasos para su internacionalización, con los ojos puestos en la India, el sexto productor mundial de coches, donde acaba de arrancar su planta, en la que coparticipa un socio local, Setco Automotive. 

No está recalentado

Por todas estas razones, Álvaro Cubero, de Intermoney Gestión, comenta que en la fuerte subida registrada por la compañía no hay sobrecalentamiento: su avance está soportado por la mejora de su negocio, es reflejo de la buena marcha de sus resultados. En 2015, su beneficio antes de impuestos alcanzó los 8,91 millones de euros, lo que supone un aumento del 77,4 por ciento respecto a un año antes. Sólo en el primer trimestre de 2016 alcanzó los 3,41 millones de euros, casi el triple que en el mismo periodo de un año antes. Esa progresión en los beneficios le ha hecho posible incrementar la retribución al accionista un 13 por ciento desde los 0,4375 euros por acción hasta los 0,4938 que remuneró el pasado 20 de mayo. 

El mercado le premió mucho esta noticia en concreto, así como sus resultados del primer trimestre, y desde el 5 de mayo hasta el día 17 de ese mes los títulos de la compañía se dispararon un 34 por ciento. Incluso después de todo lo que ha subido el precio de sus acciones, la rentabilidad por dividendo de la compañía se encuentra en un nada despreciable 3,66 por ciento. 

De acuerdo con los expertos de Magallanes, la compañía sigue teniendo potencial y la continúan recomendando para inversores pacientes como ellos lo son, aunque en realidad se está observando una velocidad tremenda en sus revalorizaciones. 

Pero Álvaro Cubero comenta que, tras las últimas semanas de subidas, se ha ido acercando al que sería su precio justo. ¿Es tarde ya para entrar? Afirma que hubiera sido mucho mejor haber invertido antes en el valor. Aunque no niega que pueda continuar subiendo, entrar ahora tiene más riesgo porque el potencial se ha ido recortando. Y ejemplifica: sí tiene recorrido, pero no del cien por cien como podía tener hace un año. 

En términos de per, cotiza a casi 21 veces beneficios, por encima de las 16,27 veces a las que cotiza Cie Automotive, que también es una industria auxiliar para el automóvil. El per estimado para esta segunda compañía está en las 13,40 veces. El problema con Lingotes Especiales, una vez más, es que no hay análisis ni previsiones sobre cómo pueden evolucionar sus beneficios.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.