Puigdemont: «No dejé Gerona para presidir una Cataluña española»

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado este lunes que está preparado para llevar a Cataluña a las puertas de su independencia y ha afirmado: «Para ir a gestionar una Cataluña autonómica no habría dejado de ser alcalde para ser presidente. He aceptado con la convicción de que soy el presidente que va de la postautonomía a la preindependencia».

Lo ha dicho en la presentación del libro 'De pedra picada' (Angle Editorial) de Josep Maria Flores, un retrato del propio presidente, que repasa los episodios menos conocidos de su trayectoria previa a la Presidencia y también del giro político que dio su vida en enero de este año, cuando se convirtió en presidente de la Generalitat pese a no ser el candidato de JxSí.

«La comodidad no me interesa. La comodidad me aburre. Prefiero la incomodidad del riesgo que no la comodidad de la certeza. En estos momentos el país está enfrentándose a un camino que en parte, no lo ha recorrido nunca nadie antes», ha reflexionado sobre el proceso soberanista.

Puigdemont ha afirmado que nadie puede sostener que tiene «la ruta precisa» hacia la independencia, pero ha asegurado tener los valores necesarios para recorrer este camino con seguridad: una combinación de valentía, prudencia, serenidad, innovación y fidelidad a la tradición y a las raíces. El presidente de la Generalitat se ha definido como una persona que está insatisfecha permanentemente, y esto es lo que le motivó a dejar la Alcaldía de Gerona para asumir la Presidencia de la Generalitat a propuesta de Artur Mas: «En otras circunstancias no hubiera aceptado».










Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.