Primer atropello mortal de un coche autónomo a un ser humano

Un vehículo de la empresa de transportes Uber ha protagonizado el primer atropello mortal de un vehículo autoconducido a un ser humano.

El accidente sucedió el pasado domingo en Tempe (Arizona), cuando el coche se encontraba circulando en modo autónomo, aunque con un operador humano en su interior. Según ha explicado la Policía local, la mujer atropellada cruzó la calle por un lugar indebido.

Uber ya ha anunciado la suspensión de su programa de vehículos autoconducidos hasta que el suceso sea investigado, según Bloomberg.

«Nuestros pensamientos están con la familia de la víctima», ha asegurado la compañía en un comunicado. «Estamos cooperando totalmente con las autoridades locales para esclarecer el accidente».

Uber estaba efectuando pruebas de vehículos autónomos en Pittsburgh, San Francisco, Toronto y las cercanías de Phoenix (Arizona). El pasado mes de noviembre, la compañía encargó 24.000 vehículos a Volvo preparados para implementar funcionalidades de conducción autónoma, con un desembolso de 1.000 millones de dólares.

En marzo del año pasado, un Volvo XC90 de Uber ya protagonizó un accidente en la misma localidad de Arizona. El siniestro obligó a suspender temporalmente el programa de vehículos autoconducidos. Según la Policía, se debió a que otro vehículo no le cedió el paso como debía.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.