Policía «sacrificada» por Podemos: '¿Cómo vamos a vivir sin el sueldo?'

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha denunciado la situación límite que viven los diez policías locales destinados en el municipio madrileño de Serranillos del Valle. Denuncian que el Ayuntamiento, formado por Transparecnia y Democracia (TDS) y Cambiemos Serranillos (Podemos), tiene decidido «sacrificar» su Policía Local en aras de mantener la estabilidad económica del consistorio y, para ello, planea una reducción en su sueldo mensual en 860 euros, lo que representa una bajada salarial del 35% en su nóminal.

Un recorte que los afectados no están dispuestos a tolerar. «Su estado de ánimo es bajo. No paran de pensar cómo van a vivir ahora si les quitan ese dinero», explica Paco Torres, delegado de zona del CSIF. El origen de esta controversia nace a raíz de que la corporación local de Serranillos del Valle encargara a una empresa privada una Relación de Puestos de Trabajo, cuyo resultado afecta principalmente a sus agentes de Policía.

«La explicación que nos da el Ayuntamiento es que están mal de dinero y para mantener a todos los empleados públicos, e incluso subir el sueldo a los que no llegan a mil euros, deben bajárselo de manera desmesurada a los diez policías del pueblo», señala Torres, que apunta además que la empresa privada no ha tenido en cuenta las condiciones específicas de los agentes: «Ni han valorado que tienen dedicación plena ni que llevan un arma, con lo que eso supone. Por no hablar de los riesgos a los que se exponen, e incluso la responsabilidad penal que tienen».

Seis policías de la Bescam

Torres remarca que «por si fuera poco», de los diez policías, seis pertenecen a las Brigadas Especiales de la Comunidad (Bescam), «por lo que el Ayuntamiento recibe al mes unos 42.000 euros por cada agente». Un dinero que deben invertir en el propio Cuerpo de la localidad, «ya sea para mejorar sueldos, mejorar la flota de vehículos u otras necesidad básicas», sostiene.

Desde el CSIF, el único sindicato con representación tanto en Personal Funcionario como Laboral en la mesa de negociación, aseguran mantener una postura abierta al diálogo, pero no están dispuestos a aceptar que el Ayuntamiento, sin acuerdo previo, apruebe en pleno el plan marcado. «Si eso ocurre, no descartamos nada. Ni siquiera una huelga».

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.