Miguel Henrique Otero denuncia la «extorsión» de Maduro a los medios

El presidente editor de «El Nacional», Miguel Henrique Otero, aseveró a través de un comunicado que el gobierno cuenta con «el aparato de extorsión mediático más grande que ha tenido gobierno alguno en 50 años. Se trata de Conatel (Comisión Nacional de Telecomunicaciones) y el tema de las concesiones vencidas de 800 estaciones de radio y casi todas las estaciones de televisión». Otero se pronunció a propósito de la advertencia de «no equivocarse» que hizo el presidente Nicolás Maduro a los canales de televisión privados Televen, Venevisión y Globovisión, luego transmitieran la instalación de la nueva Asamblea Nacional.

Otero aseguró que Maduro utiliza las concesiones de transmisión como «arma de chantaje» para imponer su «hegemonía comunicacional», al tratar de impedir que los venezolanos presencien la materialización de los resultados de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre.

«¿Qué defiende Maduro cuando ataca a las estaciones de televisión porque trasmiten lo que sucede en la Asamblea? ¿O entrevistan a personas de la oposición? Maduro desde una cadena acusa a los canales privados Televen y Globovisión de atacar su gobierno y alertó a estos medios que "después no vale arrepentimiento". ¿Qué quiere lograr Nicolás Maduro con sus amenazas?

Este gobierno cuenta con el aparato de extorsión mediático más grande que ha tenido gobierno alguno en 50 años. Se trata de Conatel y el tema de las concesiones vencidas de 800 estaciones de radio y casi todas las estaciones de televisión.

La concesión para los medios radios eléctricos tanto televisión como radios la utilizan como arma de chantaje, El gobierno de turno patea permanentemente a las leyes, a la constitución.

Los presidentes de Conatel que han pasado por la Comisión Nacional de Telecomunicaciones como que ni leyeron el Reglamento de la Ley Orgánica de Telecomunicaciones sobre habilitaciones administrativas y concesiones de uso y explotación del espectro radioeléctrico. Solo entienden de órdenes superiores la de utilizar el chantaje para callar a los medios.

Cuando Maduro y otros personeros del oficialismo amenaza públicamente a Televen, Venevision y Globovisión lo que hace una vez más es imponer su hegemonía comunicacional; es tratar de impedir que los venezolanos conozcan lo que plantea esa mayoría aplastante por la que votaron el 6 de diciembre.

Cualquier intento de Maduro de impedir el libre flujo de noticias y opiniones hay que denunciarlo de manera categórica. La libertad de expresión es uno de los pilares más importantes de las democracias y de las sociedades modernas.

Que peligroso se torna un país sin medios de comunicación con independencia editorial, sin cumplir con su verdadera misión la de informar. Afortunadamente el mundo entero tienes los ojos puestos sobre lo que está pasando en Venezuela.

La ausencia de democracia puede ser también el desgobierno o la anarquía.

Nuestro Diario El Nacional, gracias a todos nuestros trabajadores, a nuestros ideales, se ha mantenido en pie de lucha, cumpliendo con su sagrada labor de informar, sin miedo. Nuestra empresa, nuestra junta directiva y consejo editorial, como mi familia y mi persona hemos vivido todo lo malo de este gobierno dictatorial. El Nacional sigue sin papel como castigo del gobierno.

Los dictadores se vuelven extremadamente agresivos con quienes osan adverarlos. Las amenazas, los insultos, las extorsiones, se convierten en el pan de cada día.

El país cambió y quizás Maduro no está dispuesto a asumirlo, pero juega con fuego, el cambio ya comenzó y no podrá impedirlo. Lo mejor que puede hacer es permitir que este proceso fluya de la mejor manera posible, así evitaría una ruptura violenta, indeseable desde todo punto de vista.

En esta nueva Asamblea Nacional que inició el 5 de enero del 2016 celebramos con júbilo ver la entrada de todos los medios de comunicación nacionales e internacionales a la Asamblea Nacional. Gracias a ellos el mundo entero vio a Henry Ramos Allup asumir la presidencia y todas las incidencias que ocurrieron ese día

Ahora si se puede decir que la Asamblea Nacional es de todos, los medios de comunicación estaban excluidos. Sabemos que es porque tiene miedo a la verdad, a las denuncias a la información.

Seguiré en la defensa de la Libertad de Expresión, por el rescate de la democracia, por Venezuela.»

Miguel Henrique Otero.










Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.