Malestar en el PP con Cs por unirse a Podemos y PSOE en la financiación

Un día después de que Ciudadanos se uniera al bando del PSOE y Podemos para investigar la presunta investigación ilegal del PP, el partido mayoritario intenta tragar saliva y mirar hacia adelante.

El movimiento de la formación naranja ha levantado ampollas en el PP donde se ve ya al líder de la formación naranja, Albert Rivera, en el mejor de los casos como un aliado poco fiable. En el peor, como un traidor. Pero queda mucha legislatura por recorrer y los populares, escasos de socios en este Congreso fraccionado, no pueden permitirse el lujo de romper los puentes con Ciudadanos.

Por ello, el diputado y exdirigente popular Carlos Floriano se ha apresurado esta mañana a intentar despejar las dudas que se ciernen sobre la vigencia del pacto afirmando que «no doy por roto nada» y achacando lo sucedido ayer a «un enfado puntual» de Rivera y un «mal momento de todo el mundo».

«Hay que mirar por el bien general, esta es la legislatura de la colaboración porque es responsabilidad de todos sacar el país adelante», ha señalado vinculando una vez más el futuro del país al futuro del PP.

No obstante, Floriano sí ha querido dejar ver el malestar que el episodio ha generado en el seno del PP advirtiendo al presidente de Ciudadanos que «no ha hecho lo correcto».

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.