Los socorristas de Palamós niegan que no atendieran a un niño por hablar en catalán

La empresa para la que trabaja un socorrista que el pasado domingo fue acusado de no querer atender a un niño por hablar en catalán, ha desmetido que no fuese asistido por el idioma. Pro-activa servicios acuáticos, la compañía que tiene contratado el servicio de vigilancia en la playa de La Fosca de Palamós (Gerona), ha emitido un comunicado al respecto en el que señala que se ha abierto un expediente para aclarar lo sucedido. Igualmente, indican que el niño fue atendido en el puesto de socorro de la play a, ya que en la silla de emergencia del vigilante no se hacen curas.

«Sobre los hechos que se comentan en las redes sociales y que tuvieron lugar ayer en la playa de la Fosca de Palamós, hay que decir que se ha abierto un expediente para aclarar esta situación y queremos remarcar que en todo caso, el niño recibió la atención adecuada en el lugar de socorro de la playa y no en la silla del vigilante, ya que la silla no es un espacio sanitario», recoge el comunicado.

La madre del niño denunció el pasado domingo que un socorrista se negó a atender a su hijo después de que le picara una medusa en la playa de La Fosca de Palamós, en Gerona, por hablarle en catalán. Según la publicación que la mujer, Lioba Costa, escribió en su cuenta de Facebook esa misma tarde, cuando acudieron a pedir ayuda al socorrista, este hizo caso omiso al pedírselo en catalán.

«¡Por favor, dadle la máxima difusión! Hoy en la playa de La Fosca en Palamós, una medusa ha picado la espalda de mi hijo. He ido al socorrista y no me ha querido atender porque no le ha parecido bien que me dirigiese a él en catalán. Le he pedido que nos atendiese en castellano ya que la salud está por delante de cualquier disputa lingüística, pero se ha negado en rotundo. Finalmente, nos las hemos arreglado solos. ¡Por favor, divulgadlo para que no ponga a ningún catalán en peligro!», escribió la madre en la red social.

En las redes también está circulando una captura de pantalla de uno de los comentarios al post de Lioba Costa, que después ha desaparecido. La usaria de Facebook con nombre Vane Domingo ha señalado que se encontraba al lado del socorrista en el momento de los hechos. «El socorrista en ningún momento se negó a que el niño fuera atendido, simplemente le dijo a la madre que fuera al garito de la Cruz Roja», explica, ya que «no podía dejar vacante su puesto de trabajo».

La usuaria también ha comentado el comportamiento de la madre, del que asegura que «muy indignada fue en busca de su teléfono móvil y empezó a hacerle fotos al socorrista y a decirle que mañana a primera hora iba a tener su denuncia puesta llamándolo incluso desgraciado». «En ningún momento le dijo que no querría atenderlo ni por idiomas ni por ningún motivo», explicó.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.