Los ingresos por el impuesto de Matriculación llegan a 129 millones

El favorable momento del consumo, que se traduce en más compras de coches, también impacta en forma de buenas noticias para Hacienda. El impuesto de Matriculaciones, que grava más a los coches más contaminantes, elevó su recaudación un 4,6% hasta abril para llegar a los 129,5 millones de euros.

Ello se explica porque el número de compras de coches nuevos creció un 18% en este periodo respecto a los primeros cuatro meses del año pasado. Las matriculaciones alcanzaron las 484.904 unidades en los cuatro primeros meses del año, según los datos publicados por la Agencia Tributaria.

¿Por qué no crecen los ingresos del tributo al mismo ritmo? Porque cada vez se compran más coches con menores emisiones de dióxido de carbono, lo que reduce los tributos a pagar. De media, cada coche nuevo pagó en el arranque del año 267 euros al Fisco, mientras que en 2015, a estas alturas, la cuota era mayor, de 302 euros.

La compra de coches más baratos y que el parqué de automoviles cada vez cuente con modelos más ecológicos, de menores emisiones de dióxido de carbono, ha provocado que año a año los ingresos por este concepto hayan ido menguando.

La reforma del impuesto, que hasta 2008 gravaba la cilindrada y no tanto las emisiones, también redujo los ingresos de los casi 2.000 millones de 2007 a los 305 millones de 2015.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.