Los funcionarios en Francia, en huelga contra las reformas de Macron

Los funcionarios franceses se han declarado en huelga este martes para protestar contra el congelamiento de sus salarios y las reducciones de efectivos previstas por el Gobierno de Emmanuel Macron, que se enfrenta desde la vuelta del periodo estival al primer gran reto en las calles tras su incontestable victoria la pasada primavera.

Esta huelga de funcionarios, que representan cerca del 20% del empleo en Francia, se traducirá en cierres de guarderías y otros servicios públicos, e incluso los servicios mínimos previstos por ley no están garantizados. Los parones llegan también a la dirección general de la aviación civil (DGAC, por sus siglas en francés), que ha recomendado a las compaías aéreas de reducir un 30% sus vuelos a ciertos aeropuertos del país.

Después de las recientes manifestaciones contra la reforma del derecho del Trabajo o las de los jubilados, el funcionariado, que representa una parte fundamental de la actividad económica francesa, se ha movilizado contra la supresión de puestos anunciados (unos 120.000 en los próximos cinco años), la congelación en las remuneraciones o los ascensos.

Seis de cada 10 franceses apoyan las huelgas

Por vez primera en diez años, los sindicatos de funcionarios llaman todos juntos a que 5,4 millones de trabajadores públicos, cuidadores o maestros se movilicen, según cifra la agencia France Press. Un hecho inédito desde 2009, cuando una decena de sindicatos de médicos, farmacéuticos y dentistas se unieron al llamamiento a la huelga del sector de enfermeros y cuidadores.

La movilización de este martes promete ser fuerte, según los sindicatos, con hasta 130 manifestaciones y reuniones previstas en 90 departamentos.

El Primer Ministro, Edouard Philippe, ha dicho que «asume plenamente las medidas tomadas», asegurando que los funcionarios no eran del «todo desconsiderados» e incluso que son esenciales en el funcionamiento de Francia.

«El Gobierno no parece haber cogido la medida a la enfermedad profunda que afecta a los funcionarios», ha afirmado el líder del sindicato CFDT en entrevista con el diario económico «Les Échos».

Las huelgas, marcadas a sangre y fuego en el ADN francés, son apoyadas por seis de cada diez ciudadanos, según un sondeo publicado por la cadena LCP este lunes.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.