Los dos detenidos por la agresión a las mujeres pro Selección dicen que no se arrepienten

Los dos primeros detenidos por la agresión a los mujeres pro Selección española en Barcelona en pasado 4 de junio, han declarado esta mañana durante dos horas en el juzgado de insrucción número cinco.

Según fuentes judiciales, el primero de los detenidos, de nombre Bernat, acusado de integrar el primero de los dos grupos que agredieron e insultaron a las integrantes de la plataforma Pro Selección, ha negado que hubiera protagonizado los hechos, y ha afirmado que solo intervino para separar a otro miembro del grupo que sí que estaba pegando a una de las víctimas. Con todo, el propio detenido se ha reconocido en las imágenes de la agresión en las que se ve pegando a las dos mujeres, representadas por el abogado José María Fuster Fabra.

Los dos detenidos han admitido tener una cierta vinculación con el grupo Desperdicis, que forma parte de la grada ultra del club de futbol UE Sant Andreu. Un grupo que en las redes sociales se define como antifascista y contra el racismo y la xenofobia.

Ambos detenidos no han mostrado arrepentimiento por los hechos y se han autoexcusdado restando importancia a la agresión, que han calificado de "gamberrada". Además, afirmaron que horas antes de la agresión bebieron sangría.

El segundo detenido, Oriol, que irrumpió en el lugar de los hechos tras la primera agresión e insultó a las víctimas, confesó que la anoche después de los incidentes cenó con el primero de los detenidos, lo que demuestra la relación entre ambos grupos de agresores.

Los Mossos acusan a uno de los detenidos de delitos contra la integridad moral, lesiones con la agravante de odio y discriminación, daños y robo con violencia e intimidación, ya que supuestamente se llevó de la carpa pertenencias de las víctimas y material de propaganda de la plataforma.

La investigación que condujo a la detención de los dos declarantes, llevada a cabo con la colaboración de la Fiscalía especial contra los delitos de Odio y Discriminación, permanece abierta, por lo que no se descarta que pueda haber más detenciones en los próximos días.

El juez está pendiente de decidir el futuro procesal de los detenidos. La Fiscalía no ha pedido cárcel para ninguno de los detenidos. Como medidas cautelares solicita que comparezcan cada 15 días en un juzgado, que se les prohíba acercarse a las víctimas y a actos de concentración partidarios de la selección española. También que no les dejen entrar en el estadio de la UE Sant Andreu.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.