Las 10 claves que te ayudarán a ser feliz

Dafne CataluñaCEO de Instituto Europeo de Psicología Positiva, IEPP

? Tener momentos placenteros y de disfrute con frecuencia. 

?Conocer y utilizar a diario nuestras fortalezas personales.

? Tener objetivos que nos reten y nos motiven tanto a corto como a largo plazo.

? Cultivar relaciones sociales con las que tejer una red de apoyo y cercanía.

?¿Por qué tanta gente se siente tan infeliz aún no teniendo motivos aparentes para ello?

Porque la clave no está en el motivo, sino en las implicaciones que ese motivo tiene para una persona. He tenido pacientes en consulta que, por ejemplo, han necesitado un apoyo para superar la muerte de una mascota que se había convertido en su amigo, en su familiapor ser de quien recibía cariño y compañía. Este es un motivo que para otra persona podría parecer poco «grave», pero para el dueño del animal desencadenó un episodio de tristeza aguda. Sin embargo, otras personas son capaces de asimilar la pérdida de un padre con cierta naturalidad, dejando que cada estadio del duelo vaya generando la superación que con el tiempo sucede. 

Si le preguntas a alguien ¿perder a un padre es motivo para deprimirse? Las respuestas variarán en función de la fortaleza psicológica y de lo que la pérdida suponga para la persona.

-¿Qué se necesita para ser feliz?

Tener tiempo para conocerse y decidir de forma consciente la vida que queremos tener, elegir nuestras metas, nuestros sueños y disfrutar de los pequeños placeres que la vida nos ofrece. Esa sería mi respuesta, que es absolutamente personal. 

-¿Cómo se puede lograr ser más positivo ante la vida?

Fomentando un optimismo inteligente y realista. Hay técnicas que nos ayudan a generar pensamientos más constructivos, que nos suman y no nos restan energía, que nos empujan a la acción y a la búsqueda de soluciones. La Psicología ha avanzado mucho en relación al fomento del optimismo y disponemos de técnicas muy eficaces para lograrlo.

-¿Qué hacer si tenemos cerca una persona tóxica?

Depende de la relación que mantengamos con ella y de si nuestro deseo es intentar mejorar la relación o, por el contrario, distanciarnos.

Si la persona tóxica es mi hermano y tengo que compartir momentos familiares con él, es probable que me beneficie aprender a comunicarme con él de forma que ponga límites a sus comentarios o reacciones para protegerme de su actitud. Si la persona tóxica es un amigo o una pareja, necesitaré reflexionar y plantearme si ese tipo de persona es con la que realmente quiero compartir mi tiempo, sabiendo que el tiempo es lo único que nunca podremos recuperar.










Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.