La participación masiva en el plesbicito pone en jaque a Maduro

Los venezolanos respaldaron este domingo de forma masiva la consulta de la oposición contra la Constituyente de Nicolás Maduro, sin importarles hacer largas colas en centros habilitados tanto en Venezuela como en el exterior. A pesar de no contar con la colaboración de las autoridades electorales, la masiva participación en este simbólico plebiscito aumentará la presión sobre el régimen chavista, cada vez más deslegitimado y acorralado por más de tres meses de protestas opositoras y una crisis generalizada.

Todos los centros electorales cerraron a las 16 horas, (hora local). El padrón electoral es de 19 millones de venezolanos inscritos. Un total de 7.186.170 han participado en la consulta, entre ellos 693.789 que votaron en el extranjero, según ha anunciado el grupo de académicos garantes de la misma. El número de votantes no está lejos de los 7,7 millones de votos que obtuvo la oposición en las elecciones parlamentarias de 2015, en las que se hicieron con el control de la Asamblea Nacional.

Raúl López, rector de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, ha asegurado que en las tres preguntas el «sí» ha recibido más del 95 % de los votos. Por su parte, Cecilia García Arocha, rectora de la Universidad Central de Venezuela, ha indicado que el proceso ha contado con siete veces menos mesas que las habilitadas para un proceso electoral nacional, agregando que supone «un mensaje claro» al Gobierno. «Los venezolanos quieren votar y un cambio», ha remachado.

Tiroteo frente a una mesa de votación

A pesar de que Maduro pidió que se votara en paz, la oposición anunció que matones chavistas asesinaron a una mujer de 61 años e hirieron a otras tres cuando intentaban votar en el suburbio caraqueño de Catia. En este antiguo bastión chavista de Caracas, los llamados «colectivos» afines al oficialismo también intentaron sin éxito sabotear la votación opositora. Numerosos chavistas desencantados de los barrios populares del oeste de Caracas acudieron a las unas urnas improvisadas. «Yo voté por Chávez antes, pero ya no soy chavista. Ya Chávez se murió», comenta un ciudadano después de depositar su voto en Antímano, uno de los feudos del oficialismo.

Entre las 7 de la mañana y las 4 de la tarde, decenas de miles de venezolanos acudieron a los llamados «puntos soberanos» -organizados en parques, plazas e iglesias- para votar contra la Constituyente comunal de Maduro, reclamar elecciones y un cambio de gobierno. Una consulta popular convocada por la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que no contaba con el aval del chavismo. Fuera del ataque de Catia, la votación transcurrió de forma pacífica en casi todos los 2.029 centros electorales de Venezuela.

«Pasamos a la etapa definitiva de lucha. Amanece una nueva Venezuela»María Corina Machado
Freddy GuevaraMaría Corina Machado

Entre los cientos de miles de participantes destacó la presencia del diputado del bloque oficialista Germán Ferrer, quien votó en contra de la Constituyente en un centro de la avenida Andrés Bello, de Caracas.

El chavista disidente

Ferrer es el marido de la fiscal general, Luisa Ortega, chavista disidente que en los últimos meses ha puesto el dedo en la llaga al oficialismo. «Debemos sentirnos orgullosos como venezolanos de participar masivamente en este proceso. El llamamiento del presidente a votar por una Asamblea Nacional Constituyente ha sido ilegalmente convocada y venimos a votar por la primera pregunta porque con el resto hemos tenido algunas diferencias», puntualizó.

La fiscal Ortega se ha mostrado en contra de la Constituyente. Sin embargo, señaló que no votaría en la consulta porque se trataba de un acto político. Sin embargo, sí acudió a un centro electoral opositor en Parque Carabobo, lleno de electores que aguardaban su turno, para acompañar a los funcionarios que quisieran expresar su opinión.

«La Asamblea tiene mañana mismo que comenzar a implementar ese mandato» Andrés Pastrana
intentaron visitar a Antonio Ledezma y a Leopoldo López

Andrés Pastrana pidió al Parlamento que «mañana (por hoy) mismo» comience a «implementar» el mandato del pueblo sobre la Constituyente. «Si es la propia Asamblea la que ha convocado una consulta y esa consulta le da un mandato, es esa Asamblea la que tiene que mañana mismo comenzar a implementar ese mandato que va a dar el pueblo de Venezuela», dijo el exmandatario colombiano.

El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, por su parte, aseguró que la consulta popular se ha desarrollado con éxito y en paz. «Hay pueblo demostrando que la democracia, la libertad, la dignidad, el progreso y la unidad nacional están por encima de cualquier pretensión totalitaria. Se quiso amenazar con violencia el proceso de hoy y la realidad es tan poderosa y se impone siempre de manera tan determinada que el propio Nicolás Maduro tuvo que hacer un llamado a que el proceso se desarrollara en paz. Eso para nosotros es un triunfo», subrayó.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.