La fusión British Telecom-EE abre la puerta a la venta de Telefónica O2

Hace dos semanas las autoridades de Reino Unido aprobaron sin ningún tipo de condición la fusión del antiguo monopolio británico de telecomunicaciones, British Telecom (BT), con Everything Everywhere (EE). La integración ha creado el primer operador del país a mucha distancia de sus rivales, no sólo por la cuota de mercado alcanzada sino por convertirse en el único capaz de comercializar una oferta integrada: telefonía fija y móvil, internet y televisión en la misma factura. Por eso, analistas del sector señalan que esa operación allana el camino a que la Comisión Europea dé el visto bueno ahora a la venta de la filial británica de Telefónica, O2, a Hutchison Whampoa, pactada hace un año por 13.500 millones de euros.

Se prevé que el departamento de la comisaria de Competencia del Ejecutivo comunitario, Margrethe Vestager, que está estudiando la transacción, comunique estos días las condiciones bajo las cuales la aprobaría. Estos remedios suelen incluir la venta de determinados activos -torres de telefonía y espectro- para asegurar los niveles de competencia.

Sin embargo, el pasado fin de semana, la consejera delegada del regulador británico (Ofcom), Sharon White, publicó un artículo en que esgrimía que esa fusión elevará los precios para los consumidores. «No nos sorprenden ni los tiempos ni el contenido del artículo de White. Aunque Ofcom es influyente, la decisión se toma en Bruselas», recuerdan los analistas de HSBC. «La oposición de Ofcom a esta fusión no es nada nuevo; seguimos pensando que se aprobará con remedios», dicen los de Banco Santander.

Los expertos del sector consultados coinciden en apuntar que los argumentos del regulador británico de telecomunicaciones para esa oposición no son coherentes con su visto bueno a la fusión de BT y EE, grupo que se ha convertido en el más grande del mercado en clientes, ingresos y espectro. Tiene casi el 50% del espectro, el doble del que sumarían O2 y Three -marca con que opera Hutchison en Reino Unido-, y una cuota del 36% en servicios fijos, 16 puntos más que el segundo (Virgin), y del 29% en telefonía móvil. Y las autoridades no le han obligado a enajenar activos.

Ciertamente O2 y Three pasarían a ser líderes del mercado móvil con una cuota del 41%. Ahora bien, los operador móviles virtuales tienen una cuota muy significativa que genera mucha competencia, también en precios. Además, con la tendencia de los clientes a contratar paquetes integrados no basta una fuerte presencia en móvil para liderar el mercado. BT-EE es la única «teleco» con una oferta integrada y no hay ningún otro operador capaz de competir con ese grupo.

De hecho, el mercado interpreta la fusión de O2 y Three como un movimiento de Hutchison para reforzarse y poder competir con BT-EE, como hicieron Vodafone y Orange en España al comprar Ono y Jazztel. No sólo eso, el conglomerado asiático ya ha manifestado su voluntad para vender activos suficientes para favorecer la creación de un cuarto gran operador, como ha hecho Masmóvil en nuestro país al comprar infraestructura sobrante a Orange-Jazztel.

«La propuesta que hace Hutchison es claramente procompetencia y está dispuesto a apaciguar las preocupación que pueda tener la Comisión», señalaba el banco de inversión Jefferies. «El mercado británico cuenta con un buen número de pretendientes a la hora de aplicar los remedios», señalaban los analistas de Citigroup. Es más, Sky e Iliad ya han manifestado su apetito por parte de los activos sobrantes.

Los analistas creen que Bruselas valorará también la experiencia de Hutchison a la hora de integrar otras «telecos». El grupo viene de participar por ejemplo en la consolidación del sector en Irlanda y en Austria, mercados en los que los precios han bajado pese a reducirse el sector de cuatro a tres grandes operadores.










Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.