La excúpula de la CNMV se desentiende de lo que pasó en Bankia

Primera jornada de comparecencia de las antiguas cúpulas de los supervisores financiero y bursátil por el caso Bankia. El expresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) Julio Segura y su exvicepresidente Fernando Restoy, ambos imputados en la causa, han defendido que el folleto de salida a Bolsa de Bankia que aprobaron era correcto y contemplaba todos los riesgos posibles y recordaron que su papel no era verificar la veracidad de las cuentas de la entidad, labora del auditor de la inspección del Banco de España.

"La CNMV no autoriza la salida a Bolsa, solo aprueba el folleto de la operación", ha dicho Segura con un matiz muy técnico a preguntas de Ándres Herzog, abogado de la acusación ejercida por la Confederación Intersindical de Crédito (CIC). Quienes no hiciern ni una pregunta fueron la Fiscalía Anticorrupción, el FROB y el juez instructor del caso, Fernando Andreu, que había rechazado inicialmente la imputación de los máximos responsables de la CNMV y el Banco de España. Finalmente, el mes pasado la Audiencia Nacional forzó la comparecencia como investigados de Segura, Restoy, el exgoberador Miguel Ángel Fernández Ordóñez, el exsubgobernador Javier Aríztegui y tres exjefes de Supervisión de Banco de España.

Es el mismo argumento que el expresidente de la CNMV ya dio durante su comparecencia como testigo en febrero de 2013: que el papel de la CNMV en una salida a Bolsa no es verificar si las cuentas del banco están bien formuladas, sino llevar una comprobación casi formal de que esas cuentas y los balances estén auditados. De esta forma apunta a la firma responsable entonces de la auditoría de Bankia, Deloitte, imputada también en el caso, y al Banco de España, organismo encargado de la inspección y supervisión de las entidades financieras.

Restoy, según fuentes jurídicas presentes en la sala, fue menos explícito al hablar de los auditores y, sobre todo, del Banco de España. A fin de cuentas luego fue subgobernador de la institución supervisora. Lo que tanto Segura y Restoy confirmaron es que en el propio folleto de salida a Bolsa aparecían recogidos los 6.900 millones de euros de los que en teoría disponía Bankia como provisión frente a posibles quebrantos, y que los peritos judiciales niegan. Entonces, ¿por qué acabó rescatada?, preguntó la acusación. Y en ese punto Restoy se refirió a que Bankia se vio afectada por otras cuestiones como el contexto de crisis económica.

Segura y Restoy han dicho desconocer hasta ahora los correos electrónicos en los que los inspectores de la entidad alertaban a la cúpula de Supervisión del Banco de España de las debilidades de Bankia y el peligro de sacarla a Bolsa. Mañana comparecerán dos de los jefes de Supervisión de la entidad que recibieron esos "mails" y que tras su imputación han dimitido, Pedro Comín y Pedro González. Su comparecencia será clave también para conocer cómo se veían dentro del supevisor las cuentas y el estado de salud de Bankia antes de la oferta pública de suscripción (ops) en el verano de 2011. El miércoles declararán otros exdirectivos del Banco de España y el jueves lo harán Fernández Ordóñez y Aríztegui.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.