«La duquesa de Alba nos decía que le gustaba que le imitáramos»

Los Morancos de Triana, los hermanos César y Jorge Cadaval, cumplen en 2019 sus cuarenta años como artistas. A mismo tiempo han sabido renovarse y hacerse fuertes en las redes sociales con vídeos virales que cuelgan periódicamente con temas de actualidad parodiados. César, autor de letras tan conocidas como «Sevilla tiene un color especial» o «Roja pasión española» (himno de la selección española de fútbol), asegura que la clave para que su humor con acento andaluz haya triunfado en toda España es que se han matenido firmes en sus señas de identidad.

¿Cuál es la clave para que vuestro humor «made in Triana» haya triunfado en toda España?

César: Nuestro humor andaluz se ha entendido en el resto de España porque es auténtico, nos hemos renovado continuamente y no hemos perdido la ilusión ni nuestra identidad. Nos da mucha seguridad saber quiénes somos. Recuerdo que no lográbamos hablar con Pío Cabanillas, hijo de ministro y director general del TVE, de un contrato que teníamos vigente para salir en «prime time» pero que no terminaba de materializarse. Cuando nos recibió gracias a Javier Arenas, Pío Cabanillas nos soltó que no le gustaba ni nuestro humor ni nosotros porque dijo que éramos muy del pueblo. Hablándole con mucha educación, Jorge le dio un repaso tremendo. El programa se hizo pero fuera del horario de máxima audiencia, como sobre las 12,30 horas. Ese día me disgusté mucho por lo que Jorge le había dicho a Pío Cabanillas pero con el tiempo me alegré porque pensé que para triunfar ha sido muy importante no perder nuestra identidad.

¿En alguna ocasión habéis sentido presión de algún partido para parodiar a un político?

César: Nunca. Hemos actuado en TVE gobernando el PSOE y el PP, y siempre hemos nos ha ido bien. Cuando llegaba un nuevo director de programación nos decía: Queremos unos nuevos Morancos. Nos reíamos y le decíamos: ¿Después de 30 años quieres unos nuevos Morancos?

Jorge: Al principio teníamos cortapisas con los temas religiosos y el Rey, pero era algo que no tocaba nadie. Con el tiempo hemos hecho imitaciones de Juan Pablo II.

A los españoles nos gusta mucho reírnos de los demás. Otra cosa es reírnos de nosotros mismos.

Jorge: En este país la gente se ríe de todo mientras no le toquen a ellos. Para tener sentido del humor hay que saberse reírse de uno mismo.

¿Quiénes se han enfadado con vuestras imitaciones?

César: Rocío Jurado, que fue nuestra madrina artística, se enfadó porque imitábamos a Ortega Cano pero antes de morir nos dio dos besos y nos dijo que nos quería mucho. Hoy tenemos una gran amistad con Ortega Cano. De hecho, hemos estado en Cartagena con él en un homenaje que se le ha hecho a un chaval para recaudar dinero para una operación.

¿Cómo se tomaba la duquesa de Alba las parodias sobre ella y su forma de hablar?

Jorge: Estupendamente porque tenía un gran sentido del humor y le gustaban nuestras parodias. Había una entrevista en Canal Sur en que parodiábamos la forma de hablar de la duquesa de Alba y cuando nos encontrábamos en el AVE me decía con mucho humor (imita la voz de Cayetana de Alba): Jorge, cópiame.

¿Qué milagros obra el humor?

Jorge: Con el humor puedes hacer feliz a mucha gente sin ser consciente de ello. Hay gente que nos para por la calle y nos dice cosas muy bonitas, como que les quitamos la depresión, que están felices cuando nos ven o nos escuchan... ¡Pero si algunas acomodadoras del teatro donde actuamos ahora en Madrid nos dicen que hay mujeres que se hacen pipí en las butacas de tanto reírse!

César: Recuerdo que una señora de La Línea nos escribió pidiéndonos que fuéramos allí porque su marido, que tenía esclerosis múltiple, era un gran fan nuestro. También fuimos a ver a un señor americano casado con una española que hablaba con un ordenador y que era un gran seguidor nuestro. Conmovedores han sido los encuentros que hemos tenido con niños con cáncer.

¿El humor es mejor que un psicólogo o un psiquiatra?

Jorge: (Risas) Yo creo que los psiquiatras hacen una labor maravillosa y animo a que acudan a ellos las personas que tienen problemas.

César: Yo he ido al psiquiatra y a mí me ha ido estupendamente en una época de mi vida que era muy hipocondriaco.

César y Jorge Cadaval cumplirán el próximo año 40 años en el mundo del espectáculo
César y Jorge Cadaval cumplirán el próximo año 40 años en el mundo del espectáculo - JUAN FLORES

¿La gente os pide que seáis la alegría de la huerta las 24 horas del día?

Jorge: La gente cree que tú eres humoristas «full time» y a veces es agotador, aunque también es verdad que hacer feliz a la gente cuesta poco trabajo. Si la gente viene con educación, yo atiendo a todo el mundo... Lo que no puedo es cuando me vienen en la playa a darme un abrazo gente que se ha puesto de crema hasta la boca (risas).

César: A veces te piden un chiste en cualquier momento y eso no sale así como así. Al final tienes que estar simpático porque de lo contrario te dicen que eres un «esaborío». Hay incluso quién te dice: qué serio eres y te dan un toque en la espalda.

¿Es difícil hacer reír en un escenario cuando se tienen problemas personales?

Jorge: Eso nos ha pasado muchas veces pero el público paga una entrada con toda la ilusión del mundo y nosotros tenemos que dejar nuestros problemas en un cajón.

César: De hecho, cuando murió nuestro padre, nuestro hermano o nuestra madre hemos actuado días después porque la gente no tiene la culpa.

Vuestros personajes Antonia y Omaíta os hicieron famosos. ¿Fue fácil introducirlos en vuestro show?

Jorge: Gente conocida de televisión nos dijo que no hiciéramos esos personajes porque no iban a tener éxito. Vaticinaron que no íbamos a aguantar ni cinco minutos y en el tercer programa ya estábamos en veinte minutos.

Hay quien dice que Antonia y Omaíta han contribuido a consagrar los tópicos sobre la Andalucía inculta y pobre.

Jorge: Es que yo no creo que haya una Andalucía inculta y pobre. Antonia y Omaíta tienen muchos valores y son muy ricas culturalmente. Yo me siento muy identificado con Antonia porque no tiene filtros y la gente que no tiene filtros y es políticamente incorrecta me encanta. La gente callada, que se esconde, que no se ríe, que no te mire... no me parecen de fiar.

César: Hay que pensar que somos humoristas e intentamos exagerarlo todo pero a veces la realidad supera a la ficción. En una ocasión una señora me pidió hacerse una foto con ella para ponerla en el nicho de su madre y que todo el mundo pensara que éramos amigos de ella.

De madre catalana y padre sevillano

Vuestra madre es de Poble Sec y habláis catalán ¿Cómo os habéis sentido durante el process?

Jorge: Nos hemos sentido mal porque tenemos mucha familia allí. Tenemos primos que son independentistas y primos que no lo son. Lo que ha hecho el independentismo es separar a las familias. Tengo un chat con mis primos y ahí se ha notado tensión.

En 2014, en una entrevista en TV3 os declarasteis a favor del referéndum independentista. Seguís pensando igual?

César: Aquello fue una encerrona. Yo no estoy para nada a favor de la independencia.

Jorge: Yo creo que las cosas hay que hacerlas con cabeza y bien, y vivimos bajo una Constitución, que debemos respetar.

Habéis parodiado a muchos políticos pero aún no lo habéis hecho con Susana Díaz, presidenta de la Junta, quien dijo que se había casado con un «tieso».

Jorge: Será una de nuestras próximas víctimas (risas). Susana es una persona bastante parodiable. Yo digo que Susanita no tiene un ratón, sino un marrón.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.